Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


José Manuel Arias - Pensiones voluntarias y planes de beneficio

| Lunes 02 mayo, 2011




Pensiones voluntarias y planes de beneficio

El sistema costarricense de pensiones supone que los trabajadores con salarios actuales por encima de ¢400 mil por mes, ahorren para complementar las pensiones que se espera llegue a recibir de los regímenes obligatorios (IVM de CCSS y ROPC de OPC). Si ese ahorro no se realiza, los trabajadores podrán optar por este beneficio para mantener su estilo de vida, una vez que se pensionen.
El sistema de pensiones que consagra la Ley de Protección al Trabajador, crea un esquema voluntario con incentivos, para facilitar ese ahorro y aumentar su rentabilidad.
El Régimen Voluntario de Pensiones Complementarias es un fondo que se constituye con los aportes que voluntariamente depositan los trabajadores en su cuenta individual de capitalización. Usted como afiliado tiene la posibilidad de elegir libremente la suma de dinero que desea ahorrar para alcanzar sus objetivos. Es importante tener claro que no cualquier monto le permitirá lograr lo que quiere. Usted puede ahorrar hasta el 10% de su salario y pagar impuestos y cargas sociales solo sobre el restante 90%. Este es un gran incentivo, pues en realidad el trabajador no tiene que "sacar de su billetera" el total que ahorra, sino que una parte viene de lo que dejó de pagar en impuestos y en cargas sociales.
Con el Plan de Pensión Voluntaria, podrá gozar de los beneficios al cumplir los 57 años, siempre y cuando haya aportado sesenta y seis cuotas mensuales. Además, podría retirar anticipadamente de su cuenta hasta un máximo del 30% de su capital una vez al año, cuando permanezca en BAC San José Pensiones durante cinco años y medio, y haya realizado la cantidad de aportes mensuales mencionados.
De manera obligatoria existen los planes de beneficio, los cuales permiten hacer retiros mensuales cuando el trabajador está pensionado. Las operadoras de pensiones pueden ofrecer dos tipos: renta permanente y retiro programado.
La renta permanente le permite al afiliado recibir cada mes, a partir del momento en el que el lo defina, los intereses que genera el dinero acumulado en su cuenta individual. Y para recibir el monto del ahorro, designa beneficiarios. Esta opción tiene la ventaja de que el dinero no se acaba, pues solo gasta los intereses.
Bajo la modalidad de retiro programado, el cliente recibe un giro mensual de su cuenta de capitalización individual, durante el plazo que contemple la expectativa de vida al momento de retiro. El retiro programado permite desembolsar un monto mayor, pero tiene el riesgo de que el dinero se acabe antes de que el trabajador muera.
Ambos fondos tienen el objetivo de funcionar como planes complementarios a la pensión básica que administra la CCSS o el régimen sustituto y al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias que administran las OPC.

Gerente BAC Pensiones