Johnny Araya: “En vez de unir, Figueres divide al PLN”
“La decisión de suspender mi militancia, fue un linchamiento político que impulsaron unos cuantos y no Liberación Nacional”, indica Johnny Araya, excandidato del PLN. La República/Gerson Vargas
Enviar

Excandidato lamenta “intransigencia” de líder verdiblanco

Johnny Araya: “En vez de unir, Figueres divide al PLN”

Este sábado Liberación analiza quitar sanción a exalcalde de San José



201506102106250.11.png
Las aguas están revueltas entre los liberacionistas, que se reunirán este sábado, para discutir si levantan o no el castigo de suspensión partidaria de cuatro años contra Johnny Araya.
Por un lado, diputados y dirigentes verdiblancos presionan para no restarle derechos políticos a Araya y de esta forma, abrirle el camino para una candidatura a la alcaldía de San José, mientras que José María Figures, presidente del PLN y otros dirigentes, creen que él debe cumplir el castigo.
Dividir a Liberación, en vez de unir al partido es un error, señala Araya, quien no “comprende la intransigencia” de Figueres, ya que no sea cuestión de que ellos compitan para una eventual candidatura presidencial del partido.

¿Qué opina de que José María Figueres se oponga a que se elimine el castigo en su contra?
No son pocas las personas que han hablado con él, para aconsejarle una mayor apertura en este tema, sin embargo, don José María Figueres se ha comportado intransigente.
Es un error que se comporte de esta forma y en lo personal, no puedo explicar el porqué de su actitud, sobre todo cuando se busca unir al partido, a la familia liberacionista y no dividirla como él lo está haciendo.

¿Le ha explicado a Figueres personalmente las razones por las que usted considera se debe levantar el castigo?
Le he dicho que no me he robado nada y que no me están acusando de ningún hecho de corrupción y lo más importante, que se podría hacer un daño irreparable a mis derechos políticos.
Sé que mi decisión de renunciar a la campaña para la segunda ronda fue polémica y mal comunicada y si se quiere un error político, pero este debe pagarse como tal y no con un linchamiento que además me condene al ostracismo.

¿Será que él lo ve como un posible competidor interno para las elecciones de 2018?
Uno podría especular sobre esa posibilidad, pues es evidente que él está pensando en ser el candidato de Liberación para 2018.
En ese sentido, nadie le cuestiona su deseo, él está en su derecho, pero no puede cerrar la apertura al partido.
En lo personal, solo deseo aspirar a la alcaldía de San José en las elecciones de febrero.
No estoy compitiendo con él para nada, solo estoy tratando de defender mi derecho de participar activamente en el PLN como lo he venido haciendo hace más de 30 años.
Lo de ser candidato otra vez no es algo que figura en mis planes en este momento, sin embargo, a largo plazo no lo puedo descartar, porque los que somos políticos nunca morimos o dejamos de intentarlo. Estoy en política y quiero servirle a mi país. Ese es mi mayor anhelo.

¿Cree usted que Figueres presiona a los asambleístas en su contra?
Hay buenas opciones de que la Asamblea del PLN suspenda el castigo en mi contra.
No obstante, hago un llamado público al propio presidente del partido José María Figueres, para que no presione a la dirigencia.
Lo más sano para el PLN es que los delegados tomen sus decisiones sin amenazas, ni presiones de ningún tipo y que todo se resuelva en un clima de armonía y no de confrontación.

¿Cuáles serían las consecuencias para el partido si la Asamblea del sábado termina en una lucha de tendencias?
Eso es algo que no le conviene al PLN, ni al país por muchas razones. Lo mejor es unir a la gran familia liberacionista y jamás dividirla por un tema como este.

Figueres considera que la sanción en su contra ya quedó firme tras superar el Tribunal de Ética y el Tribunal de Alzada y que por tanto no puede eliminarse. ¿Qué opina?
Eso no es cierto, recuerde que hay una acción de inconstitucionalidad que no ha sido resuelta y que por tanto, ese reclamo podría traerse abajo la decisión de esos dos tribunales en mi contra.
Por otra parte, la Asamblea Nacional del partido es el órgano máximo de Liberación y como tal, puede eliminar lo actuado por esas dependencias, o por lo menos, suspender la resolución mientras se resuelve el recurso ante la Sala Constitucional.

¿Tiene buenas oportunidades de ganar la moción que le favorece este sábado?
Hay una buena cantidad de delegados que están a mi favor, además de al menos 15 diputados que han manifestado públicamente su deseo de que se respeten mis derechos políticos de participar por el PLN, para cualquier cargo público. Tengo la esperanza de que saldré adelante.

¿Pensaría en demandar al PLN civilmente por restringirle sus derechos políticos?
Eso es algo que no he pensado, sin embargo, varios abogados me han advertido que en caso de no levantarse el castigo en mi contra, y eventualmente ganar el recurso ante la Sala IV, este servidor podría meterle un pleito legal a Liberación.


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


 


Ver comentarios