Enviar
Vicepresidente chino finalizó visita al país suramericano
Jinping promete equilibrar comercio con Bogotá

Colombia fue declarada oficialmente como destino turístico para los ciudadanos del país asiático

Bogotá
EFE

Xi Jinping, vicepresidente de China, concluyó ayer una visita de tres días a Colombia en la que suscribió algunos convenios para el fortalecimiento del comercio y la inversión entre los dos países y firmó varios acuerdos de cooperación educativa y tecnológica.
La visita sirvió para que el funcionario chino anunciara que Colombia fue declarada oficialmente como destino turístico para sus nacionales.
“Además de favorecer el fomento de la cooperación turística, contribuirá también al reforzamiento de la cooperación económico-comercial binacional a través de la ampliación de los contactos entre sus ciudadanos”, dijo.
Xi indicó además durante una rueda de prensa conjunta con su colega colombiano, Francisco Santos, que su país continuará con el estímulo a las “empresas poderosas” de China para que inviertan en Colombia y dio la bienvenida a los inversores del país andino.
Asimismo, señaló que en su visita de tres días a Colombia también se concretó una serie de medidas para que haya una dinámica de la cooperación económico-comercial entre ambos países.
“Estamos dispuestos a adoptar de forma activa medidas junto con la parte colombiana para transformar las ventajas complementarias de nuestras economías en fuerzas propulsoras del crecimiento comercial y aumentar la importación de otros productos colombianos”, aseguró.
Xi precisó que ante la compleja y cambiante situación económica, Colombia y China deben intensificar la coordinación y colaboración, y propuso “optimizar la estructura comercial y mantener el desarrollo estable del comercio bilateral”.
“La parte china comprende la preocupación de la parte colombiana por el déficit comercial, encontrándose dispuesta a trabajar junto con la parte colombiana por lograr el crecimiento balanceado del comercio bilateral”, agregó.
Afirmó que los dos países han creado condiciones favorables para la inversión, pero precisó que deben fortalecer los servicios de asesoría política e intercambio de información para solucionar los problemas surgidos en la cooperación económica y comercial.
El vicepresidente chino fue condecorado con la Orden del Congreso de Colombia, en el grado de Gran Cruz Extraordinaria, con placa de oro, en una ceremonia que se realizó en la sede del Congreso en Bogotá.
Además de ratificar a Colombia como destino turístico, Xi suscribió varios acuerdos, dos de ellos de cooperación comercial para mejorar el clima de negocios y para la organización de la III Cumbre Empresarial China-Latinoamérica que se realizará en Colombia este año, sin lugar ni fecha precisas.
Por su parte, los empresarios colombianos le propusieron a Xi que la ciudad de Medellín (noroeste) sea la sede de ese encuentro, que fue realizado en Santiago de Chile en 2007 y en 2008 en Harbin, de la provincia de Heilongjiang (China).
Con el fin de preparar esa cumbre, el ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Luis Guillermo Plata, y el canciller Jaime Bermúdez viajarán a China entre julio y agosto de este año para promover la participación de inversionistas chinos en el evento.
“La era del Pacífico ya empezó y China es eje natural en esta cuenca por su importancia estratégica, por el tamaño de su economía, por su política de visión global, por su enfoque de cooperación en política exterior, por su capacidad económica y financiera, y por su estabilidad política”, señaló a su turno Santos.
Entre los convenios suscritos por Xi están los de cooperación económica y técnica para la donación de $300 mil para los damnificados por las lluvias y otro en el campo de la medicina tradicional china.
Otro convenio se firmó para el establecimiento del Instituto Confucio en la ciudad de Medellín, y uno de cooperación sobre el programa integral del río Magdalena, la principal arteria fluvial de Colombia.
Además, se estableció un memorando de entendimiento entre los empresarios de los dos países con el objeto de desarrollar la cooperación entre las partes y fomentar las relaciones entre las empresas y sectores económicos y comerciales de ambos países.
Colombia tuvo en 2008 unos 2,5 millones de turistas extranjeros y aspira que en 2010, gracias al acuerdo firmado con China y otras políticas del sector, lleguen a cuatro millones los visitantes internacionales.
El gigante asiático es el cuarto emisor de turismo mundial, superado por Alemania, Reino Unido y los Estados Unidos, y según proyecciones se estima que unos 47 millones de chinos realicen turismo internacional en 2009 y 65 millones en 2012.
Unos 134 países tienen el estatus de destino turístico de China y entre los latinoamericanos están Argentina, Brasil, Cuba, México, Perú, Venezuela, Chile, Uruguay y Costa Rica.
Xi se reunió el sábado con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, quien le expresó su confianza en el programa de inversiones en infraestructuras e industria proyectado por la nación asiática en este país.
A su llegada el sábado se reunió por primera vez con Santos y visitó algunos lugares turísticos de la caribeña Cartagena de Indias, ciudad desde donde el domingo se desplazó a Bogotá.
La gira de Xi por Latinoamérica continuará hoy en Venezuela.


A la caza de oportunidades


Álvaro Uribe, presidente de Colombia, invitó ayer a los empresarios brasileños a fortalecer la integración regional mediante un aumento de las inversiones en ese país andino y del comercio bilateral.
Uribe comenzó en Sao Paulo una visita de dos días a Brasil que en su primera jornada tuvo un marcado acento empresarial y que mañana pasará al campo político en Brasilia, donde será recibido y condecorado con el Gran Collar de la Orden del Cruzeiro do Sul por su homólogo Luiz Inácio Lula da Silva.
“Invito a que nuestros países se integren más, no sólo vendiéndole el uno al otro, sino invirtiendo más”, manifestó el gobernante en un almuerzo con más de un centenar de representantes del Grupo de Líderes Empresariales (Lide).
El mandatario señaló que “Brasil ha encontrado en Colombia un buen consumidor, un buen cliente”, y por eso los empresarios del gigante suramericano deben pensar que ese país puede ser también una “buena plataforma de producción”, por la seguridad que ofrece para las inversiones.
“En Colombia estamos haciendo un esfuerzo para construir confianza; esa es la palabra líder de nuestro Gobierno”, expresó.
Recordó que, para Colombia, Brasil es el principal proveedor de maquinaria agrícola, aviones y muchas materias primas.
Al tiempo, empresas colombianas también han hecho inversiones en Brasil, principalmente en el sector eléctrico.
“Hay que pensar en Colombia no sólo en comercio, sino también en inversión en las dos direcciones”, enfatizó.
Según datos presentados por Uribe, el comercio bilateral que en el 2002 fue de $700 millones subió a más de $3.100 millones el año pasado.
El presidente hizo ante los empresarios una amplia relación de los logros de sus casi siete años de Gobierno, tanto en seguridad pública como en política económica, y destacó que la confianza de los inversores en su país ha crecido “por la derrota del secuestro” y la disminución de la violencia en general.
Ver comentarios