Enviar
Separada directora de Puentes del Mopt para someterla a investigación
Jiménez reconoce que falló reparación de “la platina”

Para resolver problema se construirá una nueva estructura de $15 millones
La reparación del puente de “la platina”, como se conoce al ubicado sobre el río Virilla en la carretera General Cañas, falló.
Pese a que se invirtieron $3,6 millones en los trabajos para mejorar su deteriorada condición, el resultado obtenido no fue el esperado.
Así lo reconoció ayer el propio Francisco Jiménez, jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt), quien aseguró que pese a los problemas que aún presenta, no existe riesgo de que suceda una tragedia.
Como solución al dolor de cabeza que ha provocado el intento por reparar el puente de “la platina”, se acordó construir uno nuevo contiguo al actual. Para ello se destinarán otros $15 millones.
Y es que con una circulación de 80 mil vehículos diarios, el puente sobre el Virilla es uno de los más importantes del país, al llevar a aeropuertos, ciudades altamente pobladas y hospitales.
Se estima que en un solo día que esa estructura permanezca cerrada, las pérdidas para el país alcanzarían los $2,3 millones.
Para evitar ese golpe a la economía, el Gobierno dispuso mejorar la losa del puente. Las obras iniciaron el 26 de diciembre pasado.
El proyecto comprendió la eliminación de la superficie de rodamiento y la sustitución total. Para este caso se utilizó una nueva técnica que consistió en la colocación de rejillas, que luego fueron rellenadas con concreto.
No obstante, apenas había pasado una semana desde la reparación, cuando el concreto de la nueva losa empezó a desprenderse.
Por su parte, seis meses después de que se presentara la falla, la calidad de la carretera aún no es la óptima.
Debido a esos defectos ayer mismo se anunciaron medidas disciplinarias en contra de los funcionarios a cargo de la obra.
Por ejemplo, se acordó separar a María Ramírez del cargo de directora del departamento de Puentes del Mopt, y a Alvaro Ulloa, supervisor del proyecto, para ser investigados debido a que eran los responsables del éxito de la reparación.
Consultada anoche, Ramírez quien tiene 20 años de laborar en el Mopt se lamentó de que el Ministro la haya usado como “chivo expiatorio”.
A su parecer, la decisión de separarla fue precipitada pues consideró que hizo falta realizar más estudios.
Por ejemplo, se debió analizar más profundamente la colocación, el colado y el diseño de la mezcla de concreto, dijo la ingeniera separada.
Adicionalmente cuestionó que se le haya apartado cuando el Ministro ni siquiera ha analizado ninguno de los informes técnicos que se realizaron sobre el proyecto.
“El Ministro tomó la decisión de separarme sin siquiera leer el informe técnico que le presentó el Lanamme ayer en la tarde”, cuestionó la ingeniera.
Al respecto Jiménez aseguró que la decisión se basó en criterios técnicos, de análisis realizados por la administración.
“Los estudios del Lanamme y del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (que se presenta hoy) serán complementarios”, dijo el Ministro.
En lugar de Ulloa se nombró a Carlos Pereira para que se haga cargo de supervisar Soares da Costa, firma encargada de la obra, en la corrección de las fallas que aún presenta el puente.
A la constructora le dieron 45 días para que plantee un plan de mitigación, el cual deberá financiar con sus propios recursos.
Hasta que la empresa no repare los daños, no se le desembolsarán los $1,13 millones que aún están pendientes de girar, aseguró Jiménez.
No fue posible contactar a Sergio Ramírez, representante de Soares da Costa, pese a que se le llamó a sus oficinas.
Esta es la segunda administración que fracasa en la reparación del puente sobre el río Villa, en la ruta que va de la capital a Alajuela.
En el gobierno anterior se realizaron tres reparaciones para sustituir una platina que se desprendió en el sentido San José-Alajuela.
Sin embargo, el material que se colocó también se desprendió, lo que provocó el temor de los conductores, quienes pasaban a baja velocidad.
Debido al caos vial que se presentaba a diario en el puente, fue que esta administración acordó sustituir la losa.
Para construir el nuevo puente se le está solicitando permiso a la Contraloría General de la República para licitarlo con trámite abreviado.
La meta trazada es que el nuevo puente esté en funcionamiento en unos dos años, comentó el Ministro.
Las fallas en la reparación del puente sobre el Virilla son culpa de la falta de planificación, dijo Ricardo Castro, presidente de la Cámara de la Construcción.
A su vez, exoneró de responsabilidad a los funcionarios separados, pues consideró que no cuentan con los recursos para desarrollar un mejor trabajo.
Sobre la construcción del puente, Castro dijo que era una solución que se debió haber realizado hace años.
“El abandono en que han tenido el programa de reparación de puentes es lo que ha provocado la fatiga que presentan”, dijo el presidente de los constructores.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios