Enviar

¿Es rentable la educación financiera?

Durante la pasada crisis financiera mundial, cuando miles de personas se vieron obligadas a desalojar sus viviendas, varios estudios demostraron que al menos tres fueron los causantes de este terrible drama.
El primer aprendizaje fue que las personas tomaron dinero prestado bajo el supuesto de que conservarían su capacidad de pago.
Segundo, que las familias afectadas por la crisis no tenían el hábito del ahorro.
Y el tercer aprendizaje fue que las familias prestatarias, no consultaran exhaustivamente sobre su crédito.
Esto tiene que ver con la poca educación financiera que tienen algunas personas. ¿Por qué es importante invertir en educación financiera? En primer lugar personas educadas en las finanzas son mejores clientes, esto porque el mal uso de los instrumentos financieros lleva a clientes morosos. Las entidades que invierten en educación financiera verán un retorno en el mediano plazo en la sanidad de su cartera crediticia.
Diversos estudios nos muestran que las personas con crisis financiera son candidatos a ser excluidos por un tiempo del sistema financiero.
En Costa Rica estamos invirtiendo en educación financiera tanto bancos, como cooperativas, asociaciones solidaristas y empresa privada y del Estado, para construir una cultura de educación financiera.
Un empleado que administra bien sus ingresos es un empleado motivado. Un 45% de los costarricenses dice que sus problemas financieros les afecta la concentración en el trabajo y las relaciones familiares. Solo tres de cada diez elaboran un plan de gastos y se ajustan a él.
Un estudio realizado en Holanda recientemente demostró que, por cada euro invertido en educación y acompañamiento financiero durante tres años, el Estado se ahorraría €10, que sería un beneficio para los bancos y empresas de electricidad, entre otros. El estudio determinó que a 1 millón de holandeses les cuesta llegar a fin de mes, 5 millones de holandeses vieron afectados sus ingresos por la crisis, cuatro de diez familias no viven de acuerdo con un presupuesto, En Costa Rica debemos hacer un estudio exhaustivo en esta materia para tomar acciones articuladas entre entidades financieras, ONG, sector privado y entidades educativas y del Estado.
El Gobierno Holandés decidió invertir €1,75 millones para apoyar la educación financiera en el pueblo holandés. ¿Cómo lo hicieron? Designaron una ONG neutral que pudiera dirigir estos esfuerzos, adicionalmente se incorporaron cinco organizaciones sociales y religiosas, y dos organizaciones especializadas en asesoría familiar financiera. La estrategia es brindar una especie de Coaching Financiero a familias elegidas por los bancos, y con el apoyo de las municipalidades y darles un seguimiento por tres años.
El ejemplo holandés nos plantea un desafío, invertir un porcentaje de nuestra cartera en educación financiera, en publicidad educativa, en programas en universidades y colegios, en programas de acompañamiento, con el propósito de fomentar prácticas sanas que contribuyan a desarrollar hábitos de ahorro y consumidores responsables.
El retorno de la inversión en educación financiera no es solo para las entidades que podrán contar con carteras más sanas sino para el país, ya que habrá ahorros en juicios, costos legales, cobros judiciales, divorcios por crisis financiera y consumidores más responsables.
Aplaudimos a las entidades que han asumido este reto e invitamos a todo el sector financiero a unirse en una campaña continua de educación financiera en nuestra población.

Javier Angulo
[email protected]
www.finanzasconproposito.org
Ver comentarios