Japón de nuevo monarca
Enviar
Japón de nuevo monarca


Los Angeles
EFE

Un nuevo poder ha emergido en el deporte del béisbol con el equipo de Japón, el cual logró revalidar el título de campeón en la segunda edición del Clásico Mundial al ganarle en la gran final 5-3 a Corea del Sur.
La victoria también dejó a un nuevo héroe dentro del deporte japonés, es el jardinero derecho Ichiro Suzuki, que milita en el béisbol de las Grandes, y que con dos “outs” en la pizarra pegó un doble por el central contra el relevista surcoreano Chang Yong Lim para que su equipo anotase las dos carreras decisivas.

Suzuki, que fue el jugador más valioso del partido y el que hizo posible el triunfo de Japón, estableció la diferencia con su clase al pegar cuatro imparables en seis turnos al bate para dejar en seis indiscutibles y diez turnos en los dos mundiales que ha disputado.
Las tres primeras carreras de los bicampeones tuvieron el sello característico del béisbol japonés con toque de pelota, velocidad en las bases y sobre todo una gran dosis de picardía.
El joven relevista Yu Darvish, (2-1) se quedó con el triunfo, a pesar que el antesalista coreano Bum Ho Lee pegó sencillo para remolcar a Jong Wook Lee con la carrera del empate 3-3 en el cierre de la novena entrada.
Suzuki conectó sencillo impulsor de dos carreras contra el relevista coreano Chang Yong Lim para poner a Japón en ventaja 5-3, y darle la victoria.

Ver comentarios