Enviar

CINE

Jamie Foxx se acerca al Obama del “yes we can”

201309062358410.m3.jpg
“White House Down” es la nueva cinta del actor. Internet/La República
Es posible que me presente a las próximas elecciones, sobre todo por la fiesta posterior”. Jamie Foxx empezó bromeando la rueda de prensa de presentación en Madrid de su última película, “White House Down”, en la que interpreta a un presidente de Estados Unidos inspirado en Barack Obama.
Entró agitando la mano en el aire, en un saludo estilo presidencial, y canturreando, acompañado del director de la cinta, el experto en apocalipsis y destrucción Roland Emmerich, y de su compañero de reparto, el último mago de la taquilla Channing Tatum, en una sala que recrea la que acoge las ruedas de prensa de la Casa Blanca.
”He intentado acercarme al Obama del ‘yes we can’”, explicó el actor texano, que se citó con el director en un restaurante de Nueva Orleans —“la comida siempre ayuda”, bromeó— para analizar el enfoque del personaje.
Sería “similar” al actual presidente de Estados Unidos, pero no una imitación, “un hombre de paz que se enfrenta al dilema de protegerse a sí mismo o a los demás”.
Lo que está claro es que, más allá de la broma, el inolvidable Django de la última película de Tarantino se toma en serio su rol activista, como demostró la semana pasada al unirse a Obama en los actos de conmemoración del histórico discurso de Martin Luther King.
”Asalto al poder” cuenta cómo un ex soldado aspirante a formar parte del Servicio Secreto estadounidense se convierte en el único protector del inquilino de la Casa Blanca cuando su residencia es tomada por un grupo de paramilitares.
Emmerich, experto en hacer saltar por los aires el edificio presidencial —ya lo hizo en “Independence Day” y en “2012”—, se lo pensó dos veces al leer un guion en que tenía que hacerlo de nuevo, pero al final aceptó por otros motivos, entre los que cita a Efe el atractivo de ser crítico con su país.

Madrid/EFE

 

Ver comentarios