Logo La República

Miércoles, 1 de diciembre de 2021



COLUMNISTAS


Jairo Mora Sandoval

Macarena Barahona lmacarena62@hotmail.com | Sábado 08 junio, 2013


Los asesinos (de Jairo Mora) quisieron silenciar a la juventud, silenciar la dignidad y el valor de la vida, no tendrán escondrijos en este país, no habrá impunidad


Cantera

Jairo Mora Sandoval

Hace ocho días que los hombres que secuestraron y asesinaron al joven costarricense deambulan en sus escondrijos.
Habrá un antes y un después de este asesinato en nuestro país y en el mundo.
La muerte de un joven científico —como sabemos todos— nacido en Gandoca, tierra de nuestro Caribe Sur, que ha sido marginada de las políticas de desarrollo social y económica de los gobiernos, será el símbolo del dolor y el compromiso de todos aquellos que valoramos nuestra patria por su naturaleza y sus habitantes.
Jairo Mora es de los costarricenses mejores que ha dado esta nación. Pese a crecer en una comunidad pequeña, es una comunidad solidaria y consciente de su liderazgo y compromiso con su naturaleza.
Ellos son los primeros en cuidar y defender su patrimonio natural y marítimo. Defienden las tortugas baulas, las verdes, las loras, la carey, defienden El Refugio y los niños crecen así, comprendiendo que la naturaleza somos todos. Tierra, mar, tortugas y humanos.
Así como vivió este joven: la pasión, el compromiso, la superación personal, el amor y el valor. Esa forma de vida nos la han heredado a todos.
La herencia de Jairo es para todos.
La juventud costarricense no es domesticable, ni por los narcos —que quieren tener a la juventud drogada y amedrentada— ni por un sistema atrofiado y corrupto, donde las instituciones defienden a los intereses políticos y económicos de unos pocos, a la impunidad de la violencia del delincuente y mercenario, abandonando los derechos de las comunidades, de los costarricenses
La violencia de los asesinos, la violencia política de la indolencia y la omisión, la violencia de la falta de ética y compromiso.
Este es nuestro país. Esta es la lucha que damos, contra ellos. Así como Jairo Mora, hay muchos jóvenes y adultos que debemos luchar, contra esta impunidad, contra los que quieren destazar a nuestras tortugas, contra los que roban los huevos, contra los que cercenan nuestros tiburones, contra los que quieren vender los parques nacionales, contra algunas trasnacionales y sus testaferros.
Este antes y después del asesinato de Jairo Mora Sandoval. Un compromiso de organizaciones ecologistas, de ciudadanos y del sistema judicial y político.
La lucha de Jairo fue en defensa de la vida, de nuestra dignidad y soberanía. Las tortugas serán nuestro símbolo de dignidad y valor.
Los asesinos quisieron silenciar a la juventud, silenciar la dignidad y el valor de la vida, no tendrán escondrijos en este país, no habrá impunidad.


Macarena Barahona
 

NOTAS ANTERIORES


¿Qué hacer con JAPDEVA?

Miércoles 01 diciembre, 2021

Al principio tuvo algún éxito con proyectos de desarrollo, pero según avanzaron los años los fines sociales y desarrollo se fueron enterrando frente a los altos

Los cripto impuestos

Martes 30 noviembre, 2021

Gravar con IVA el cambio de moneda “tradicional” por “criptomoneda” o por instrumentos financieros como estos, sería como gravar con IVA las inversiones en valo






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.