Istmo pasa primera prueba de unidad
Enviar
Comercio Exterior dará a conocer la posición nacional el martes
Istmo pasa primera prueba de unidad

• Región propone uso de salvaguarda especial en bienes sensibles
• Istmo defenderá análisis detallado de productos durante rondas de discusión

Mónica Cordero
[email protected]

Centroamérica pasó sin problemas la primera prueba para alcanzar una posición común sobre la normativa comercial que defenderá durante las negociaciones para alcanzar un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.
El equipo negociador centroamericano rechaza que existan temas de choque en los documentos que estarán sobre la mesa de la segunda ronda de negociación. Los representantes señalan que existe convergencia a través de la normativa de la Organización Mundial del Comercio (OMC) pero reconocen que el documento no refleja la estrategia ofensiva regional.

“Yo no diría que hay choque. Recuerde que estas son posiciones armonizadas en Centroamérica. Las propuestas tienen un fundamento común, por un lado, como OMC y, por el otro, acuerdos comerciales. La relación comercial tiene alguna normativa que estamos trasladando. Hay temas nuevos, a explorar y que necesitan mayor discusión. Pero no estamos en una etapa de choque”, comentó Melvin Redondo, jefe negociador de Honduras.
Los negociadores terminaron el viernes el texto regional en materia de diálogo político, cooperación y normativa del
componente comercial.
En el campo de cooperación, la estrategia apuesta por una asistencia que esté libre de condiciones por parte de los europeos.
“Tener cooperación de una manera comprensiva, que permita ventanas de acceso a recursos adicionales, pero que sea cooperación real. Que no existan obligaciones encubiertas en el capítulo”, señaló Roberto Echandi, vocero del equipo de negociación centroamericano.
En el campo normativo, el bloque de cinco países pretende un acuerdo que reconozca las asimetrías a favor de Centroamérica, la eliminación de prácticas desleales y el uso de salvaguardas bajo un concepto especial enfocado a los productos sensibles.
El plan es integrar una salvaguarda que se aplique de manera automática cuando el precio de un producto baje mucho o el volumen se eleve súbitamente. El instrumento que se emplea de la OMC actúa ante el incremento de las importaciones por una liberación propia de la OMC y cuando priva una amenaza de daño.

“El concepto es distinto y más fácil de aplicar. Queremos mantener las dos opciones abiertas”, explicó Echandi.
El istmo omitirá solicitar la eliminación de subsidios a la producción a los europeos, el cual es un aspecto sensible y con poco margen de negociación. La estrategia es evaluar cada producto para identificar conveniencias. Echandi reconoce que una posición simplista puede ser un “tiro en el pie” para el mercado regional.
Otro aspecto es la promoción de normas de origen flexibles y que permitan, en casos concretos, la acumulación de origen producto por producto. “Hay productos donde no nos interesa acumular o que Europa acumule. Hay otros que sí. En la parte agrícola nos gusta que se utilicen insumos de Centroamérica. En industria, donde hay que importar, es muy importante contar con reglas flexibles o acumular”, señaló Roberto Echandi.
La región está interesada en obtener un trato especial diferenciado en la aplicación de medidas sanitarias que permitan el acceso al mercado europeo. Este aspecto se reforzará a través de la inyección de cooperación a los países.
El bloque centroamericano reiteró que el objetivo del acceso a mercado va más allá de la eliminación del arancel. La meta es alcanzar un mecanismo que facilite el cumplimiento de los estándares sanitarios y fitosanitarios de la Unión Europea.

Ver comentarios