Israel firma canje de prisioneros con Hizbulá
Enviar
Israel firma canje de prisioneros con Hizbulá

Acuerdo entre el gobierno israelí y la guerilla libanesa fue atestiguado por un enviado de la ONU

Jerusalén
EFE

El Gobierno israelí anunció ayer la firma de un canje de prisioneros y cadáveres con la milicia libanesa Hizbulá, en un acuerdo firmado en presencia del enviado alemán de la ONU, Gerhard Konrad.
Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert, confirmó a Efe la firma del acuerdo por el representante israelí Ofer Dekel, aunque no reveló dónde ni cuándo se había firmado.

Regev matizó, no obstante, que Israel no ha recibido aún el informe sobre el paradero del aviador Ron Arad y que es condición sine qua non para el canje.
La firma del documento, anunciada horas antes desde Beirut por portavoces de Hizbulá, estaba pendiente desde el pasado 29 de junio, cuando el Gobierno israelí dio luz verde a un intercambio de prisioneros para recuperar a los soldados Ehud Goldwasser y Eldad Regev, capturados por el grupo chií libanés en julio de 2006.
Su captura fue el detonante de una guerra de 34 días en el Líbano entre Israel y Hizbulá, en la que murieron un millar de libaneses y unos 150 israelíes.
Gracias al acuerdo, los dos soldados serán devueltos a Israel, país que los da por muertos según su servicio de inteligencia Mosad.
A cambio, Israel devolverá al Líbano a cuatro libaneses detenidos, uno de los cuales, Samir Kuntar, cumple condena por cuatro asesinatos cometidos en 1979.
También incluye el canje la devolución al Líbano de los restos de diez milicianos de Hizbulá, de decenas de libaneses muertos en distintas circunstancias mientras cruzaban la frontera, y la entrega a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de milicianos de diversas organizaciones palestinas muertos.
En el cementerio para los muertos enemigos en Amiad, en la Alta Galilea, efectivos del Rabinato del Ejército comenzaron ayer a exhumar los cuerpos, que serán entregados a Hizbulá en el puesto fronterizo de Rosh Hanikra, informaron fuentes de Defensa.
La edición digital del diario israelí “Yediot Aharonot” informó de que en las labores de exhumación participan efectivos del Cuerpo de Ingenieros y unos 100 hombres del Rabinato, en una operación que ha recibido el nombre de “Supremacía moral”.
Israel ha aclarado a Hizbulá que el proceso de identificación puede llevar hasta dos semanas, y que en cualquier caso deberá recibir antes el informe sobre Arad.
Se trata de una investigación realizada por la milicia sobre lo que le ocurrió al piloto israelí, derribado sobre el Líbano en 1986 y que desapareció varios años después al ser trasladado de un lugar a otro por el grupo armado que lo tenía cautivo.
Israel sostiene desde entonces que Arad fue “vendido” a Hizbulá o a Irán, aunque no hay pruebas concluyentes de esa acusación.
El informe que debe ser entregado a Israel concluye que el piloto murió a principios de los noventa, informaron medios israelíes la semana pasada, quizás en un bombardeo o en un choque armado.
Israel retribuirá esa información con otro documento sobre la desaparición de cuatro diplomáticos iraníes en la primera Guerra del Líbano, entre 1982 y 1985.
Pendiente de que se complete la transferencia de los informes, así como la identificación de cadáveres, fuentes en Israel y en Líbano creen que el canje se realizará a mediados de la semana que viene.
Otras fuentes anónimas del Gobierno israelí citadas por el diario Yediot Aharonot afirman que no habrá canje hasta que los servicios secretos y el Ejército de Israel estudien detalladamente las conclusiones del informe sobre Arad, y que las den por válidas.

Ver comentarios