Enviar
Islamista Mursi vencee en elecciones egipcias

El islamista Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes, fue proclamado ayer vencedor de las elecciones presidenciales en Egipto por la Comisión Electoral Suprema.
El presidente de la comisión, Faruq Sultán, anunció en una rueda de prensa que Mursi obtuvo 13 millones votos (un 51,73%) por los 12 millones (un 48,27%) conseguidos por su rival, el general retirado Ahmed Shafiq, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales egipcias, celebrada los pasados 16 y 17 de junio.
La victoria de Mursi le convierte en el primer presidente de Egipto tras la caída de Hosni Mubarak, en febrero de 2011.
La victoria generó un gran júbilo entre miles de manifestantes. No obstante, estuvo cargada de una fuerte polémica.
Esto, porque Mohamed Mursi, renunció a su militancia en los Hermanos Musulmanes, como había prometido que haría si conseguía la victoria.
El Partido Libertad y Justicia (PLJ), afín al referido grupo islamista y presidido por el propio Mursi, anunció a través de su cuenta en la red social Twitter, que éste deja de ser miembro de la esa hermandad.
Por la misma vía, la formación anunció que quien será el primer presidente civil de Egipto en 60 años.
Frente a la euforia que ha inundado a sus seguidores, el grupo quiso poner, igualmente, un punto de tranquilidad al subrayar que “la batalla por la democracia y la justicia no ha terminado y nosotros continuaremos en la plaza Tahrir”.
Miles de personas, estallaron en júbilo al escuchar la confirmación de sus esperanzas, se congregan desde el pasado martes en la famosa plaza para protestar contra las enmiendas constitucionales aprobadas por la Junta Militar, y que les reportan grandes prerrogativas ejecutivas.
Asimismo, claman contra la disolución de la Cámara Baja del Parlamento ordenada por el Tribunal Constitucional hace cerca de dos semanas.
La organización también expresó a través de Twitter su agradecimiento a “todos los egipcios”, tanto a aquellos que votaron a su candidato como a aquellos que no lo hicieron.
Y afirmaron que “los egipcios están celebrando principalmente una gran victoria para la revolución”, ya que consideran que Ahamd Shafiq, el ex militar derrotado, representaba al antiguo régimen del derrocado Hosni Mubarak.
“Es el momento de la unidad y de trabajar duro para enfrentar los desafíos futuros”, señaló el grupo islamista antes de señalar que Mursi ya ha iniciado “conversaciones para formar un equipo presidencial y un nuevo Gobierno que representará de verdad el Egipto post revolucionario”.
La victoria de Mursi le convierte en el primer presidente de Egipto tras la caída de Mubarak.
Ayer mismo, líderes de todo el mundo saludaron la victoria de Mursi e hicieron votos, para que su futuro sea promisorio.
Sobre todo, para que la transición en la democracia egipcia siga por la ronda correcta.

El Cairo/EFE
Ver comentarios