Isla del Coco estrena monitor de tsunamis
El mareógrafo está ubicado en la isla del Coco, a 532 kilómetros de la costa Pacífica. Cortesía UNA/La República
Enviar

El país instaló desde marzo un mareógrafo en la isla del Coco, con el fin de alertar a guardaparques, investigadores, voluntarios y turistas sobre la formación de tsunamis.

“Varios tsunamis han sido observados allí, incluso grabados en video. Si sabemos cuan grande es el arribo de un tsunami ahí, podemos estimar que tan grande sería en Centro y Suramérica”, explicó Silvia Chacón, oceanógrafa de la Universidad Nacional (UNA).

“La llegada del tsunami a nuestras costas, desde la isla, tardaría hasta una hora y media; la transmisión de datos del mareógrafo es en tiempo real”, agregó.

La isla del Coco está ubicada a 532 kilómetros y 36 horas en lancha desde las costas nacionales.

El estudio de tsunamis que afecten la isla permitirá validar la investigación sobre eventos de mayor magnitud que podrían dirigirse hacia ella.

Existía interés desde los años 90 por colocar un mareógrafo desde hace tiempo, pero la carencia de estructuras a las que pudiera fijarse, su elevado costo, (¢12 millones), así como el fuerte oleaje en la isla durante la mayor parte del año, postergó su instalación.

En nuestro país existe desde el 2014 existe una moderna sala de monitoreo de tsunamis, la única de Centroamérica, ubicada en el Departamento de Física de la UNA. 


Ver comentarios