Irlandeses buscan compensación en tanto inversores ganan
Los sueldos brutos irlandeses son los octavos más altos de la zona del euro y los sextos en términos de sueldos netos. Bloomberg/La República
Enviar

 Irlandeses buscan compensación en tanto inversores ganan   

 Los trabajadores irlandeses esperan que se les compense ahora que el país ha emergido del rescate. Por ejemplo, los empleados de Tesco Plc y Alliance Boots GmbH obtuvieron el mes pasado aumentos salariales luego de incrementos en Marks Spencer Group Plc y Debenhams Plc.
Los sindicatos que representan a los empleados gubernamentales exigen una reversión de los recortes impuestos durante la crisis, mientras hasta los funcionarios del banco central buscan sus propios modelos de compensación.


“Por primera vez desde 2007 observamos presiones salariales, lo cual no es algo generalizado, pero se observan los primeros indicios y aumentarán”, aseguró Dermot O’Leary, economista de Goodbody Stockbrokers en Dublín.
Las demandas salariales podrían afectar una recuperación económica que contribuyó a devolver a Irlanda al mercado de bonos.
El Consejo Nacional de Competitividad, un organismo gubernamental creado en 1997 con funciones de asesoramiento en política económica, advirtió el mes pasado que Irlanda se encuentra en un momento decisivo. Los sueldos brutos irlandeses son los octavos más altos de la zona del euro y los sextos en términos de sueldos netos, según el consejo.
Crecen las demandas de mejoras salariales en un contexto de indicios de recuperación. También aumenta el empleo y alrededor de la cuarta parte de los 345 mil empleos perdidos se reemplazaron desde el derrumbe del Tigre Celta. El sector de servicios de Irlanda creció en abril al ritmo más rápido en siete años, según un índice que se dio a conocer ayer.
“La forma más rápida y eficiente de alcanzar la recuperación es llevar más dinero al bolsillo de la gente e impulsar la demanda interna”, informó David Begg, secretario general del Congreso de Sindicatos de Irlanda.
Además agregó: “Es un círculo virtuoso de recuperación, a diferencia de la espiral descendente de la austeridad”.
Los intentos de Irlanda por reducir los costos y el gasto presupuestario contribuyeron a su credibilidad entre los inversores. El rendimiento del bono gubernamental a diez años de referencia del país declinó un punto básico, a un 3% en comparación con el 14% de julio de 2011.
Irlanda se vio obligada a ingresar en un programa de rescate de tres años en 2010 luego de que el derrumbe de su mercado inmobiliario afectara los bancos del país. La burbuja inmobiliaria, sin embargo, había enmascarado una amenaza más profunda para la economía: la pérdida de competitividad. Los costos laborales irlandeses crecieron un 42% entre 2001 y 2008, según el banco central del país.

Bloomberg


Ver comentarios