Foto 1
Deutsche Bank, la entidad crediticia más grande de Alemania, estimó que podría tener que inyectar casi $20.000 millones a su filial estadounidense. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios