Mónica Araya

Mónica Araya

Enviar
Martes 28 Abril, 2015

¡Invitación a trascender!

Dedico esta columna especialmente a Epsy Campbell, a Maureen Clarke y a cualquier persona, sin importar religión, color de piel, género o color político que se encuentre en una posición de poder.
Y como todos tenemos el poder de decidir y cambiar el rumbo de nuestras vidas e influenciar otras, estoy segura que estas palabras deberán ser de su interés.
Primero que nada como esta nota “no” tiene género, seguiré la misma en un sentido neutro, aunque es claro a quien me dirijo especialmente.
Les recuerdo que somos parte de una misma raza, ¡la humana!
Estoy segura que para haber llegado adonde están hoy, no fue nada fácil, aunque muchos piensen que así fue. No es la primera vez que se equivocan o se les critica públicamente. Un líder y en especial cuando se ocupa una posición de servicio público sabe que se expone a eso y más en estas épocas.
Hoy clamo por que personas como ustedes transciendan y dejen de promover con sus diferentes actuaciones o palabras la víctima, la minoría, el pobrecito, la pobreza de mente y espíritu, la separación entre blancos y negros y entre religiones y género.
Si ustedes fueron víctimas de estos abusos, saben perfectamente que con las compasiones, con el “pobrecito” no se gana nada. Al contrario, refuerza la posición de quien agrede, minimizando a quien considera su oponente.
Ustedes están donde están, porque se fortalecieron ante las críticas y el bullying, porque trascendieron. Y eso es lo que tienen hoy que hacer desde sus puestos públicos. Hoy más que nunca tienen una responsabilidad.
Ustedes no son víctimas y no son una minoría.
Eliminando “Cocorí” de las bibliotecas de los colegios y escuelas no genera ningún impacto positivo o reformador en la familia o la educación costarricense. ¡Al contrario!
Pero ¿qué es trascender? …“De trans, más allá, y scando, escalar. Significa pasar de un ámbito a otro, atravesando el límite que los separa. Desde un punto de vista filosófico, el concepto de trascendencia incluye además la idea de superación. En la tradición filosófica occidental, la trascendencia supone un «más allá» del punto de referencia. Trascender significa la acción de «sobresalir», de pasar de «dentro» a «fuera» de un determinado ámbito, superando su limitación o clausura. Lo trascendente es aquello que se encuentra «por encima» de lo puramente inmanente. Y la inmanencia es, precisamente, la propiedad por la que una determinada realidad permanece como cerrada en sí misma, agotando en ella todo su ser y su actuar…”
Ya Joaquín Gutiérrez Mangel (1918-2000) trascendió con sus obras literarias y con “Cocorí”; es hora de que ustedes asuman su responsabilidad de servir trascendiendo su género, color y religión, pero en especial sus experiencias, para que muchos puedan aun ser mejores y no vivan lo mismo.
Sí, hoy en pleno 2015 hay discriminación de todo tipo, contra hombre y mujer, contra religión y color. Pero más censura y odio no genera un cambio.
Les recomiendo ver el video de este joven que trasciende su color y hace una verdadera diferencia, ahora, ¿qué va hacer usted?
https://youtu.be/xk-agNaVGS0

Mónica Araya E.
Empresaria