Enviar
Inversionistas serán cautelosos en primeros meses
Colocaciones en mercados exteriores y en renta variable esperarían a que se recupere la confianza

Erick Díaz
[email protected]

Un año de crisis financiera como lo ha sido este, se puede interpretar como sinónimo de inversionistas cautelosos y de apostadores por el corto plazo. La razón es clara: la predominación de una alta incertidumbre en el mercado local e internacional.
No obstante, de cara a 2010 las cosas podrían cambiar, aunque no de manera inmediata. De acuerdo con expertos consultados, si bien en los primeros meses del nuevo año predominarían las inversiones en emisiones de renta fija gubernamentales y en títulos de fideicomisos, posteriormente esa tendencia cambiaría.
“Avanzado el año se podría esperar que los inversionistas retomen nuevamente el interés por inversiones fuera del mercado local, mientras que en Costa Rica podría volver el apetito por colocaciones en fondos inmobiliarios y de desarrollo inmobiliario”, aseguró Gina Ampiée, gerente de INS Valores.
Uno de los factores que estarían aplazando estas estrategias son las pérdidas pasadas principalmente en los mercados extranjeros. Igualmente, quienes estarían marcando el cambio son los inversionistas sofisticados y abiertos a asumir mayores riesgos.
“Las opciones de renta variable también están de nuevo bajo análisis y están volviendo a ser atractivas, tras haber estado vetadas por una buena parte de los últimos dos años”, manifestó Adriana Rodríguez, analista de Acobo Puesto de Bolsa.
Por su parte, la liquidez continuará siendo una característica buscada en los títulos de colones, especialmente para los fondos de inversión que necesitan responder a salidas sencillas en cualquier momento.
Además, analistas aducen que las inversiones líquidas son necesarias en un portafolio para cubrir gastos de corto plazo y funcionan como cobertura ante cambios adversos en las condiciones macroeconómicas.
Con respecto al plazo, el de 180 a 360 días reflejó un mayor crecimiento este año con respecto a 2008 en el mercado bursátil, con una variación del 552,5% hasta los casi $20 millones.
No obstante, el plazo más transado de enero a noviembre fue el de cero a 30 días, al reportar movimientos por $39.671 millones, seguido por la opción de 31 a 90 días, por $2.740 millones.
“Hay una expectativa de que se dará un aumento en los niveles de tasas de interés en 2010, pero no se sabe con claridad cuándo podría ser. Por ello la gente no va a querer pasarse a plazos más largos de inversión, y además el mercado aún no siente que la inflación de un 4% sea de largo plazo”, proyectó José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores.
En términos del mercado, uno de los retos que prevalecerán el otro año es la oferta de más productos. Tema de vital importancia para inversionistas institucionales como las Operadoras de Pensiones, entidades que constantemente han criticado la escasez de papel comercial.
En ese sentido, existe un debate en torno a que nuevos emisores no gubernamentales se sumen a los negocios bursátiles.
Mientras que las autoridades de la Bolsa aseguran que actualmente trabajan con tres emisores potenciales, y confían en los procesos de capacitación que han ofrecido, otros analistas no ven un escenario positivo en esta línea.
“Consideramos que los participantes no gubernamentales del mercado bursátil continuarán siendo los actuales: financieras, bancos privados y fideicomisos. No creemos que nuevas empresas emitan títulos o acciones, ya que las condiciones de participar en Bolsa para empresas privadas no son tan atractivas”, expresó Ampiée.
Por otro lado, la Bolsa también le apostará al tema de gestión de deuda pública, y más específicamente al de fortalecimiento de formación de precios.
“Está pendiente la figura de creador de mercado, y creemos que, por ejemplo, si el Ministerio de Hacienda quiere tener buenos precios para sus papeles tiene que empezar a apoyar este proceso”, concluyó Brenes.


Ver comentarios