Inversión en infraestructura, no gasto en alquileres
Enviar

Al ahorro que en algunos casos provendría de dejar de gastar en alquileres para invertir en edificios propios, habría que sumar otros múltiples beneficios si la obra pública se construye generando así empleo y reactivación de la economía


Inversión en infraestructura, no gasto en alquileres

Una de las buenas noticias con que cerramos la semana anterior, fue enterarnos de que el Ministerio de Hacienda se ahorraría, en solo un año, $3 millones si la Contraloría General de la República le aprobara la compra del Centro Corporativo El Tobogán, ubicado en las cercanías de La República.
Esta es una buena noticia no solo por lo que significaría en un país como el nuestro, con déficit fiscal, sino porque demuestra una voluntad política de hacer este tipo de cambios que se encaminan hacia una mejor administración del dinero de los contribuyentes.


Este, es además un paso para comenzar a salir del enorme rezago que tiene el país en infraestructura de todo tipo.
Han sido muchos años en que no solo se dejaron de construir carreteras y puertos, sino también —con alguna excepción— edificios para que el sector público dejara de gastar en pago de alquileres y comenzara a invertir en propiedades que pasaran a ser parte del patrimonio nacional, podría ser que las cosas mejoren en esta materia.
Esta actitud, suma de sentido común y esfuerzo para operar cambios que urgen, podría extenderse a otras áreas en donde la infraestructura se puede construir, como hospitales, escuelas y cárceles —sin que la represión sea la única medida—, entre otras.
Esto además de empezar a llenar necesidades que tienen los costarricenses, generaría empleo y movería la economía por los encadenamientos que produce el sector de la construcción.
Es decir, que al ahorro que en algunos casos provendría de dejar de gastar en alquileres para invertir en edificios propios, habría que sumar otros múltiples beneficios, si la obra pública se construye, generando así empleo y reactivación de la economía.
Para hacerle frente a la compra del Centro Corporativo el Tobogán, edificio al que se trasladarían unos 2 mil funcionarios, Hacienda emitirá bonos a un plazo de 30 años y una tasa de interés del 8%, por los que pagará anualmente $10,8 millones, aproximadamente $1 millón menos de lo que paga actualmente por alquileres, ha informado este medio.
Además, las modernas instalaciones del complejo permitirán un ahorro en electricidad, agua y telecomunicaciones por cerca de $2 millones más.
Otros ministerios como el de Educación y el MOPT (entre los más grandes) podrían seguir el camino de Hacienda, luego de la gestión necesaria para saber cuál es la mejor opción en cada caso y asegurar que brilla la transparencia.


Ver comentarios