Inversión extranjera en América Latina sigue en descenso
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar


Los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia América Latina y el Caribe disminuyeron 7,9% en 2016 en comparación con el año anterior.

Estos sumaron $167 mil millones, lo que representa una caída de 17% desde el máximo alcanzado en 2011, informó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Los resultados se explican por los bajos precios de las materias primas y su impacto en las inversiones dirigidas al sector de recursos naturales.

También influyen el lento crecimiento de la actividad económica en varias economías y el escenario global de sofisticación tecnológica y expansión de la economía digital, que tiende hacia una concentración de las inversiones transnacionales en las economías desarrolladas, señala el informe anual “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2017”.

En 2016, el sector América Latina y el Caribe recibió el 10% de la IED global, participación similar a la de 2015, pero menor al 14% promedio que se había logrado entre 2011 y 2014.

Pese a la tendencia a la baja, los flujos de IED representan el 3,6% del producto interno bruto de la región, cuando el promedio global es de 2,5%, lo que da cuenta de la relevancia de estas entradas para las economías latinoamericanas y caribeñas.

Para 2017, la CEPAL proyecta una nueva caída de los ingresos de IED, en torno al 5%.

Ver comentarios