Inversión extranjera con resultado ambiguo
Enviar

Por fin se conocieron los datos totales sobre la inversión extranjera (IED) en 2016. La cifra rozó los $3,2 mil millones, una suma más alta en términos históricos, pero que no logra despegarse de los resultados de los últimos años.

De hecho, el valor exacto fue de $3.180 millones, un leve aumento con respecto a los $3.145 millones de 2015.
La cifra se mantiene dentro del promedio de los últimos cuatro años que fue, justamente, de $3,2 mil millones y plantea dudas de si será posible mejorar el resultado.
Ante este panorama la lectura que se puede hacer de los hechos tiene dos vías.
Por un lado, se puede afirmar que el país sigue siendo atractivo para los inversores internacionales, quienes en 2016 volvieron a apostar por Costa Rica, algunos reinvirtiendo y otros atrayendo su capital por primera vez.
Por otro lado, se puede pensar que se ha llegado a un límite difícil de franquear y que, ante el contexto internacional de proteccionismo creciente, impulsado sobre todo por el discurso de la gestión Trump, será una buena estrategia defender la cifra, más que pensar en aumentarla.
Desde el año 2000, y con excepción de los años de crisis mundial, la IED en el país se caracterizó por crecer a un ritmo promedio de dos dígitos, sin embargo, desde 2013 el crecimiento fue prácticamente nulo.

 
Ver comentarios