Logo La República

Jueves, 20 de febrero de 2020



COLUMNISTAS


Inundados en invierno, secos en verano

Natalia Díaz [email protected] | Jueves 23 mayo, 2019


Acueductos y Alcantarillados (AyA) necesita replantearse objetivos y metas a corto plazo para ordenar mejor el suministro de agua para los meses de verano.

Nuestros inviernos son de abundante precipitación, con ríos caudalosos, nacientes y mantos acuíferos saturados; algunas lagunas y reservorios naturales de aceptable tamaño y los niveles freáticos del subsuelo de fácil extracción por su escasa profundidad.

Me pregunto entonces, ¿cómo con esa riqueza hídrica, sufrimos tanta escasez y racionamientos durante la estación seca?

Creo que Acueductos y Alcantarillados debe salir de la zona de confort como entidad superior encargada del abastecimiento de agua para la gran mayoría de la población. La entidad tiene grandes empréstitos en uso, pero de muy débil avance y poca capacidad de gestión.

Con tres créditos aprobados; uno por $130 millones desde el 2015, otro por $155 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el último de $73 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); no es de recibo que la lenta ejecución de los recursos asignados nos tenga con un suministro irregular del preciado líquido.

AyA debe acelerar la realización de las obras ahí programadas.

Un país como el nuestro con abundancia del recurso, no puede continuar sufriendo más desabastecimiento de la misma.

Todo el norte suburbano de Heredia, a manera de ejemplo, está casi paralizado en materia de permisos de construcción. La densidad habitacional de los últimos años aumentó la demanda del agua en la zona, y actualmente es casi imposible que se autoricen nuevas edificaciones en diversos cantones. Sin embargo, desde hace años se escucha la idea que el inagotable y famoso balneario de Ojo De Agua, podría ser reservorio de enormes tanques de captación, que mediante bombeo hacia las zonas altas de Heredia, y con otros tanques de almacenamiento arriba; podría suministrarse el líquido por gravedad hacia las regiones bajas de Heredia, parte de Alajuela y el cantón de Tibás. La Junta Administrativa de los Servicios Públicos de Heredia y Acueductos y Alcantarillados tienen la palabra.

Otra zona de enorme escasez, como la costa de oro de Guanacaste y sus bajuras en el margen derecho del Tempisque, se encuentra a la espera del inicio a mediano plazo del Proyecto de Lomas de Barbudal y el embalse del Río Piedras. Sin embargo, mientras tanto, podrían beneficiarse, con los canales de irrigación existentes de lo que se llamó el Distrito de Riego de Moracia; y en una acción coordinada entre el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA) y el AyA, establecer esfuerzos conjuntos para resolver temporalmente el problema del suministro en esa extensa zona del Guanacaste.

Hago un llamado de atención para que el Aya se vuelva más proactivo, mejor planificador y retome la rectoría que le corresponde en esta temática. Necesitamos acciones que mitiguen los efectos de las sequías frecuentes que nos acompañan a menudo.

No es posible que Israel, siendo un país desértico, no tenga problemas de escasez de agua y produzca manzanas y bananos en el desierto; y Costa Rica, con toda la disponibilidad de este recurso, sufra de racionamientos periódicos. No tenemos un problema de falta de agua, sino de mala gestión y poca planificación de este recurso.





NOTAS ANTERIORES


Una iniciativa peligrosa

Jueves 20 febrero, 2020

La propuesta del Ministerio de Hacienda para abrir el secreto bancario con fines tributarios en sede administrativa es otra ocurrencia más en el planificado

Vacaldí con Peisi

Miércoles 19 febrero, 2020

La situación por la que pasó doña Flor la han vivido miles de personas






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.