Enviar

Inundación de dólares no fue prevista

201302061002001.dolares.jpg
Capitales volátiles y tipo de cambio incierto son la consecuencia de la falta de preparación del país ante la llegada de tantos dólares a la economía.

La afectación del denominado “capital golondrina”, especialmente en el tipo de cambio, fue el tema tratado en el programa semanal Hora 23 que se transmite los martes a las 11 p.m. por Radio Columbia.

En su edición semanal, Nora Ruiz, directora de Noticias Columbia, y Luis Alberto Muñoz, vicepresidente editorial de LA REPÚBLICA, contaron con la presencia de Mario Rivera, gerente general del Banco de Costa Rica, como invitado.

La charla expuso el panorama económico a profundidad, la justificación de la baja en las tasas, la necesidad de un equilibrio monetario y la influencia que tienen los capitales golondrina en la coyuntura económica actual.

La situación económica actual está causada por un desequilibrio que se escuda en el hecho de que el país no estaba preparado para la entrada de una cantidad de dinero tan alta, esto se demuestra en que los capitales golondrina han sido en muchas ocasiones positivos para el país.

“Este tipo de capitales ha jugado un papel importante en el país en momentos en que la economía estaba bajo presión dando resultados positivos. Sin embargo, con el problema del déficit fiscal local presionará sobre las tasas de interés y estos capitales que hoy son negativos, en el futuro jugarán un rol positivo”.

El dinero entrante fue alrededor de $1.500 millones, monto que representa poco más del 2% del PIB.

La repercusión de este capital es perceptible en el tipo de cambio, pues esos dineros entran en dólares y se cambian a la moneda local para invertir y tener mejores ganancias.

Esta presión en el tipo de cambio provoca que el Banco Central capte esos dineros para neutralizar el efecto en la economía local.

Sharon Cascante
[email protected]

Ver comentarios