Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Casi la mitad del crecimiento del gasto es para costear la deuda

Intereses se comen las finanzas públicas

Principal error del gobierno es no ampliar base de contribuyentes tributarios, indica Hacienda

Brandon Flores [email protected] | Viernes 22 junio, 2018

Allan Saborío de Deloitte
Ampliar la base de contribuyentes gravando varios servicios sería un camino viable para mejorar la recaudación y equipararla con el gasto, según Allan Saborío, experto tributario de Deloitte. Archivo/La República


A mayo pasado, los gastos del gobierno crecieron un 26,5% con respecto al mismo periodo año pasado, casi la mitad de ese incremento se destinó a para pagar los intereses de la deuda tanto interna como externa, en total son ¢100 mil millones más.

Con este panorama, se hace insuficiente una leve mejora en la recaudación efectuada por el Ministerio de Hacienda este año, ya que se sigue gastando más de lo que se ingresa. {link1}

“Estos números eran previsibles, las medidas que se anunciaron por contener el gasto apenas están tomando forma, esto solo confirma la urgencia de aprobar el proyecto de finanzas públicas y vemos que se han dado pasos importantes”, aseguró Allan Saborío, experto tributario de Deloitte.

Lo más alarmante para las autoridades es que el déficit fiscal acumulado al quinto mes del año es de un 2,6%, es decir 0,4 puntos más alto que al mismo mes de 2017.

Está proyectado que para final del año llegue al 7,1% de la producción nacional.

“Seguimos viendo con preocupación los resultados de ingreso y gasto del gobierno central. Si bien tomamos medidas contra la evasión y para contener el gasto, no serán suficientes sin las nuevas potestades legales que nos daría el proyecto para el fortalecimiento de las finanzas públicas que está en la corriente legislativa”, expresó Rocío Aguilar, ministra de Hacienda.

Además de reducir pluses y ponerles un tope a los salarios de lujo, entre las propuestas que plantea el proyecto citado por la jerarca de Hacienda, está el de limitar el crecimiento del gasto al mismo ritmo que lo hacen la economía y la inflación, para ir disminuyendo el déficit.

Sumados a los intereses, los otros disparadores del gasto son las transferencias corrientes que aumentaron un 6,9% (casi ¢70 mil millones) y las remuneraciones con un 5,9% (¢55 mil millones).

Por otra parte, los impuestos a las personas jurídicas, los combustibles y el selectivo de consumo presentaron una contracción de ¢8 mil millones, ¢5,2 mil millones y ¢9,3 mil millones, respectivamente, lo cual complica mucho más la situación. {link2}

“Imaginemos que el gobierno es como una familia endeudada que dedica mucho de su presupuesto a pagar esos préstamos y debe pedir más crédito para sobrevivir porque no puede ganar más dinero, esa situación puede volverse insostenible, lo mismo le pasa al país”, ejemplificó German Morales, socio de impuestos de Gran Thornton.

Los expertos aseguran que el principal error del gobierno sería no ampliar la base de contribuyentes que tiene actualmente, o sea que debe gravar algunos servicios que hoy están exentos.

{chart_1}