Enviar
Instrumentos Financieros
Letras del Tesoro de Estados Unidos de América


Las Letras del Tesoro a corto plazo de Estados Unidos, (T-bills, o simplemente “Bills”) son los instrumentos de dinero más negociados a nivel mundial. Las Letras del Tesoro son de los préstamos en dinero más sencillos. Es una forma como el Estado consigue recursos mediante la venta de bonos al público. Los inversionistas compran letras con descuentos del valor de vencimiento establecido. Al momento del vencimiento de las letras, el tenedor recibe del Estado un pago igual al valor nominal del bono. La diferencia entre el precio de compra y el valor último del vencimiento representa el beneficio para los inversionistas.
La Letras del Tesoro con vencimientos de 28, 91 y 182 días se emiten semanalmente. Las ventas se llevan a cabo mediante una subasta en la que los inversionistas hacen licitaciones competitivas entre sí. Una puja competitiva es una orden para una cantidad determinada de bonos a un precio ofertado específico. La orden se ejecuta solo si la licitación es lo suficientemente alta en comparación con otros oferentes que entran en juego. En otras palabras, el mejor postor es el que se adjudica la subasta.
Lo anterior conlleva a que el licitador se arriesga a pagar un precio alto por la misma letra (licitación al precio más alto) mientras su expectativa era licitar al precio más bajo, a partir del precio de corte. Una licitación no competitiva es una oferta sin expresión de precio para comprar letras al precio medio de las licitaciones competitivas. De esta forma, el Tesoro clasifica las licitaciones ofertando el precio y aceptando licitaciones con el fin de bajar el precio hasta que toda la emisión sea absorbida, tanto por las licitaciones más competitivas como por las menos competitivas.
Los licitadores competitivos se enfrentan a dos problemas: pueden ofrecer precios demasiado altos y pagar más por las letras o, licitar muy por debajo y quedar fuera de la subasta. Los licitadores competitivos tienden a buscar el precio medio de la emisión y aceptan todas las liquidaciones no competitivas hasta un máximo de $1 millón por subasta.
En el caso de las personas físicas, estas pueden comprar Letras directamente en la subasta o en el mercado secundario a través de un intermediario. Una de las ventajas de este instrumento es su grado de liquidez, es decir, son fácilmente convertibles en efectivo y se pueden vender con un costo de transacción muy bajo y con precios poco riesgosos.
A diferencia de la mayor parte de los instrumentos del mercado de dinero en Estados Unidos que, se ofertan con un precio nominal mínimo de $100 mil, las Letra del Tesoro se ofrecen bajo un precio mínimo de $10 mil. Otro aspecto importante de este instrumento es que son gravables a nivel Federal, no así a nivel estatal y local, lo que la distingue de otros instrumentos de dicho mercado.

Juan Carlos Pérez Herra
[email protected]
Ver comentarios