Iniciativas verdes avanzan a paso lento
Enviar

Costa Rica refleja hacia el exterior una imagen verde, pero sería mayor todavía si tuviera la capacidad de poner a caminar varias iniciativas verdes que ni siquiera han llegado a su etapa de discusión en la Asamblea Legislativa.
Otros proyectos, como la construcción de una nueva refinería y el desarrollo de otro tipo de energías más limpias tienen un gran rezago por culpa de la burocracia estatal.
La Costa Rica limpia que se promueve en el mundo pierde cada año el equivalente al 2% del Producto Interno Bruto por la congestión del transporte.
El uso de más de 1 millón de automóviles genera la mitad de las emisiones de gases en Costa Rica y es el principal talón de Aquiles para que Costa Rica alcance la meta de carbono neutralidad para la próxima década.
La falta de obras de infraestructura, pero principalmente la carencia de un plan estratégico de transporte público dificultan el transitar de cientos de miles de personas.
Un proyecto para la construcción de un tren eléctrico y su integración al sistema de transporte de buses, posibilitaría una mayor descongestión vial, pero por ahora se desconoce cómo se financiaría.
En diferentes momentos se han puesto zancadillas a diferentes propuestas para dotar de recursos frescos al nuevo tren.
De la misma forma, existen otras iniciativas verdes en el Congreso, como la eliminación de impuestos a los vehículos eléctricos. El proyecto, sin embargo, aún está lejos de discutirse.
También hay otras propuestas para garantizar la movilidad de las personas bajo diferentes medios de transporte, como por ejemplo la bicicleta.
Por otra parte, las soluciones limpias podrían bajar costos al sector industrial, castigado en los últimos años con altos precios de energía.
Una de las alternativas sería el uso de gas natural, que podría sustituir al búnker y al diesel, pero aún se discute si debe importarse o explotar las fuentes que tendría el país. Mientras la discusión sigue, los industriales siguen pagando altos costos por combustibles como el búnker.
Por ahora, la única iniciativa que podría arrancar el mes próximo sería la generación distribuida, la cual permite que las empresas puedan producir su propia energía limpia, principalmente por medio de paneles solares, y lograr un ahorro sustancial en su factura energética.

201603211809360.recuadro-11.gif


Ver comentarios