Iniciativas privadas impulsan uso de bicicleta para viajar a la oficina
David Gómez, quien dirige la iniciativa BiciBus, y Marco Sibaja, son dos profesionales que prefieren utilizar la bicicleta en lugar del automóvil para desplazarse a sus trabajos. Esteban Monge/La República
Enviar

Una infraestructura adecuada y mayores estímulos a las empresas permitirían que más personas dejen el vehículo en su garaje y tomen su bicicleta para ir al trabajo.
Actualmente, una treintena de profesionales viajan un par de veces por semana, o incluso más, a sus centros de trabajo, sorteando automóviles, taxis y buses, en medio de ventas ambulantes y otros obstáculos.


“Hay profesionales de las áreas de arquitectura, ingeniería, docencia, medicina, finanzas y otras, que viajan en esta modalidad. Hay altos ejecutivos de firmas de desarrollo inmobiliario, contadores, inspectores de calidad y abogados, entre otros. Hay empleados del ICE, de la Caja, del TSE, de la UCR y de empresas del sector privado”, dijo David Gómez, promotor del proyecto BiciBus.
BiciBus es un servicio de acompañamiento de los ciclistas con el fin de facilitar su traslado por las calles y zonas peatonales de la capital.
La iniciativa se orienta hacia las personas que utilizan la bicicleta para viajar a la oficina, pero existen otras asociaciones como Aconvivir, Kickbike y Chepecletas, que impulsan los derechos de los ciclistas y el uso del vehículo para fines recreativos.
Mejorar la infraestructura sería un primer paso para estimular que haya más ciclistas ejecutivos y para ello se trabaja en un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa. Un primer borrador será circulado entre diferentes sectores, como consulta, a partir de la próxima semana, dijo Marcela Guerrero, diputada del PAC.
Actualmente, la infraestructura existente en la GAM consta de 2,5 kilómetros entre San José y San Pedro de Montes de Oca. También hay una ciclovía en Cartago, que cuenta con ocho kilómetros.
Fuera de la GAM tampoco hay muchas zonas para los ciclistas. Precisamente hoy se inaugura una ciclovía en Puntarenas.
“Promover el uso de la bicicleta no pasa solamente por la construcción de ciclovías, sino adaptar la infraestructura existente para que las calles puedan ser utilizadas para cualquier vehículo, no solo automóviles”, dijo Roberto Guzmán, director de Chepecletas.
También sería necesario estimular la intermodalidad, en la cual los ciclistas puedan ingresar su bicicleta en los buses o los trenes.
La ciudad tampoco cuenta con muchos espacios para parqueos de bicicletas ni espacios para que los ciclistas puedan bañarse y cambiarse. Ahí es donde entraría la participación de las empresas, a las cuales podría resultarles más conveniente que sus empleados lleguen en bicicleta que alquilar espacios para vehículos, agregó Guzmán.
De hecho, algunas empresas estimulan esta práctica. La Caja Costarricense de Seguro Social tiene un área para el estacionamiento de 15 bicicletas, y pronto lo extenderá a 50, con baño incluido.
Empresas privadas como Gensler, Accenture, Laboratorios Griffith y Eurocenter promueven el uso de la bicicleta entre sus empleados.


201603102158490.recuadro-8.gif


 

 


Ver comentarios