Inician pruebas para cura a cáncer de páncreas
Para temas de infraestructura, diseño experimental, permisos, protocolos, modificaciones y pruebas con MicroARN, es necesario contar con el apoyo de más socios en Costa Rica, Estados Unidos y Europa, dijo el virólogo Christian Marín Müller. Gerson Vargas/La República
Enviar

Atraer investigaciones biomédicas de otros países y desarrollar un tratamiento para la cura del cáncer de páncreas es el objetivo de la empresa Spetrum, que, con el apoyo del Gobierno, concluyó recientemente un bioterio único en Centroamérica, en el Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, en Pavas.
El laboratorio esterilizado es indispensable para realizar ensayos en ratones genéticamente modificados, que carecen de sistema inmunológico y que serán importados de Estados Unidos y reproducidos en el país.


Con estos animales iniciarán las pruebas para afinar la dosis necesaria para el tratamiento contra el cáncer de páncreas, cuya patente fue otorgada al virólogo costarricense Christian Marín Müller, presidente de Spetrum.
“Esta patente presenta una nueva esperanza de vida para pacientes con una enfermedad para la cual no existen tratamientos efectivos. Lanzar el proyecto en Costa Rica representa una oportunidad de traer ciencia de vanguardia al país para aprovechar el gran talento científico con el que contamos”, dijo el investigador.
La empresa contó con una donación de $50 mil por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología, lo que permitió certificar el bioterio bajo estándares internacionales.
A partir de enero iniciarán las pruebas con los ratones por un periodo aproximado de seis meses. Seguidamente, será el turno con seres humanos saludables para determinar posibles riesgos secundarios y en una segunda fase, con personas con la enfermedad.
El tratamiento consiste en sintetizar la molécula microARN, que son naturales del cuerpo y pueden restaurar el funcionamiento de la células cancerígenas. A través de nanotecnología, esta molécula puede ser inyectada en la sangre para levantar sus niveles y normalizar las que están infectadas con cáncer.
La inyección, cuya dosis sería de dos por semana durante un mes, curaría a los pacientes con cáncer de páncreas en etapas avanzadas, y podría utilizarse también para el cáncer de ovario.
De momento, la empresa requerirá un aporte de $1.000 millones más para completar el proceso y permitir su comercialización en el mercado.
El virólogo espera que el biotero también brinde una oportunidad a estudiantes para que realicen pasantías y puedan capacitarse en el tema de la biotecnología. En él se podrían desarrollar investigaciones y ensayos no solo en cáncer sino en otros padecimientos, como males cardiacos.
Unas  128 personas murieron en el país entre enero y julio del 2014, según el Registro Nacional de Tumores.

201512072016140.rec8.jpg



 


Ver comentarios