Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Ingresos fiscales crecen moderadamente

Wilmer Murillo [email protected] | Lunes 22 marzo, 2010



Pero aumenta deuda debido a la caída en la carga tributaria
Ingresos fiscales crecen moderadamente
• Solo impuestos de ventas y de consumo muestran un dinamismo favorable

Wilmer Murillo
[email protected]

Aunque el crecimiento de los ingresos se mantiene en terreno positivo, en los primeros dos meses de 2010 los resultados de las cuentas del Gobierno central muestran un crecimiento de los ingresos de solo el 1,8% en relación con el mismo periodo del año anterior.
El Ministerio de Hacienda revela una recuperación en algunos impuestos, particularmente en los de ventas y el de consumo, lo que mantiene el crecimiento de los ingresos en el campo positivo.
“Tal y como hemos venido asegurando, las cifras muestran una importante recuperación de la actividad económica del país, pues los impuestos de ventas y de consumo están creciendo a niveles mayores que los aumentos de precios”, dijo Jenny Phillips, ministra de Hacienda.
No obstante, las autoridades observan mucha debilidad en la recaudación del impuesto sobre la renta, uno de los pilares de los ingresos tributarios del Gobierno. “Es una situación que se está presentado por un efecto rezagado del año anterior, pues los ingresos recibidos en estos meses corresponden al periodo anterior”, comentó Phillips.
Los ingresos tributarios totales alcanzaron ¢370 mil millones en dos meses, para un crecimiento de menos de ¢8 mil millones con respecto al mismo periodo del año anterior.
Sobre el comportamiento de los principales rubros de ingresos, entre enero y febrero se puede destacar lo cobrado por concepto de los impuestos de consumo y de ventas, debido principalmente al incremento en la recaudación interna de estos impuestos.
Los ingresos por concepto de impuesto a los ingresos y utilidades decrecieron mientras que lo recaudado por concepto de “otros ingresos tributarios también lo hizo en el acumulado a febrero.
Los gastos, sin embargo, crecieron un 23,5%, motivado principalmente por el aumento de las remuneraciones y de un crecimiento de las transferencias. Además, durante enero y febrero el gasto en bienes y servicios creció un 70% con respecto al mismo bimestre de 2009, mientras que los de capital aumentaron un 27,5% en el mismo periodo.
El gasto por intereses creció fuertemente debido en especial al crecimiento de los intereses de la deuda interna, producto a su vez de la mayor colocación de deuda que se ha dado en los últimos meses, en respuesta a la caída en la carga tributaria.
Como resultado del comportamiento de los gastos y de los ingresos en el primer bimestre, el déficit fiscal acumulado alcanzó la cifra de ¢190 mil millones.