Ingreso a Alianza del Pacífico enfrenta a sectores
"La competitividad del país podría verse afectada si Costa Rica no ingresa a la Alianza del Pacífico", dijo Enrique Egloff, presidente Cámara de Industrias.Archivo/La República
Enviar

El eventual ingreso de Costa Rica a la Alianza del Pacífico que conforman México, Perú, Chile y Colombia, tiene divididos a los sectores productivos, e incluso a varios integrantes del gabinete.
Por un lado, los agricultores temen la extinción del campesinado, junto a un mayor desempleo y pobreza, ya que la adhesión al bloque cambiaría las reglas comerciales, profundizando las desventajas para los productores, dijo Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria.


Mientras tanto, los industriales demandan al presidente Luis Guillermo Solís no retrasar la decisión de iniciar las negociaciones cuanto antes, con el objetivo de aprovechar las ventajas de ese grupo, que se traducirían en materias primas más baratas y un mejoramiento en el clima de negocios.
Con un mercado de unos 216 millones de personas y con un PIB per cápita promedio de $10 mil, la Alianza del Pacífico se presenta como una oportunidad de negocios e inversión que el presidente Solís está analizando.
Sin embargo, en las últimas semanas ha crecido la presión para que el mandatario tome una decisión.
“El sector agrícola vive una situación de desesperanza que no podemos obviar y por eso exigimos acciones concretas que nos defiendan y no profundizar la crisis. Si nos metemos en la Alianza del Pacífico corremos el riesgo de desaparecer”, dijo Guido Granados, secretario de Upanacional.
Los agricultores le recuerdan al mandatario que él en campaña prometió a los costarricenses no firmar nuevos acuerdos comerciales, sino tan solo “administrar los existentes”.
Sin embargo, para el sector industrial dejar pasar la oportunidad de adherir a Costa Rica a este bloque comercial, se traduciría en pérdida de competitividad.
Habría nuevas posibilidades de crecimiento en las relaciones comerciales con socios relativamente poco explorados por las empresas industriales, asimismo, el país podría mejorar su competitividad a través del abastecimiento de insumos y materias primas permitidos por la acumulación de origen entre los países miembros, aseveró Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias.
No solo hay diferencias entre los sectores, ya que a lo interno del gabinete también hay opiniones diferentes, como las de Luis Felipe Arauz, ministro de Agricultura, y Alexánder Mora, de Comercio Exterior.
En estos momentos, el Presidente tiene en análisis estudios realizados por los ministerios de Comex, Cancillería, MEIC y MAG, acerca de los impactos positivos y negativos de la entrada a ese bloque de naciones latinoamericanos.
“El señor Presidente tiene que hacer la síntesis de lo que todos los ministros involucrados le informamos. Por el momento, él está revisando informes, estadísticas y otros detalles para tomar una decisión”, confirmó Welmer Ramos, titular de Industria y Comercio.
201603102157070.recnota1.jpg


Ver comentarios