Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Ingobernabilidad, irresponsabilidad de los actos

| Viernes 10 octubre, 2008


Ingobernabilidad, irresponsabilidad de los actos


La ingobernabilidad que impera en nuestro país llama a la reflexión. El régimen de derecho que prevalece en Costa Rica, como cualquier otro sistema, es susceptible de ser utilizado racionalmente o de ser abusado.
El Poder Judicial, con todos los errores y defectos que se le puedan señalar, no es el responsable del abuso del sistema. Los excesos los cometen quienes hacen uso de este.
Claro está que siempre va a ser posible señalar áreas en las que se debe mejorar dentro del sistema judicial. Esto nunca cambiará, todo sistema es perfectible. Sin embargo, esto no hace al Poder Judicial responsable de los actos de quienes utilizan los servicios que brinda.
Entre muchos otros, citemos dos ejemplos: El proyecto para la construcción del nuevo estadio nacional y el muelle de Caldera.
Si se pierde la posibilidad de construir el estadio nacional, en virtud de un eventual “atraso” de la Sala Constitucional, fácil sería atribuir la responsabilidad al Poder Judicial. ¿Pero qué ocasionó la intervención de las autoridades judiciales?
Si para construir el muelle granelero en Caldera se requieren $29 millones más que hace 19 meses, esto como consecuencia del “atraso” de la Sala Constitucional, fácil sería atribuir la responsabilidad al Poder Judicial. ¿Pero qué ocasionó la intervención de las autoridades judiciales?
Claro está que todos tenemos derecho a acudir a nuestro sistema de justicia, ese derecho de acción se debe reconocer y proteger. Lo que no es admisible, porque afecta el interés público, es el abuso de ese derecho.
Dice el artículo 41 de la Constitución Política que, acudiendo a las leyes todos han de encontrar reparo por las injurias o daños recibidos, en su persona, propiedad o intereses. Este reparo debe ser no solo para proteger ese derecho de accionar que todos tienen, sino también para reparar las consecuencias de los actos realizados, como cuando se abusa del sistema.
Esto quiere decir que la misma ley que autoriza acudir a los Tribunales a interponer un amparo, también autoriza acudir a los Tribunales para que quienes abusan del derecho asuman la responsabilidad del caso.
A partir de que asumamos la responsabilidad de nuestros actos, seremos un país con mayor grado de gobernabilidad.

Adrián Bonilla Juncos
Abogado