Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Ingleses se endeudan para estudiar

Redacción La República [email protected] | Miércoles 25 abril, 2012



Ingleses se endeudan para estudiar

Alex Winning dice que cuando se enteró de que su cuota universitaria para el ciclo lectivo 2012-2013 en Inglaterra ascendería al triple de lo que pagan ahora sus amigos en la universidad, la idea de semejante deuda le cayó muy mal.
“Es mucho dinero para reembolsar en comparación con gente de mi edad que no tendrá semejante deuda”, dijo Winning, de 19 años, que es nieta de inmigrantes jamaiquinos y pagará unos $14.450 al año para estudiar lengua y política coreanas. “No me parece justo”.
En tanto Estados Unidos enfrenta costos universitarios en máximos históricos y préstamos estudiantiles pendientes por valor de $1 billón, Inglaterra se está embarcando este año en un proyecto que traslada gran parte del peso de pagar la educación superior a los estudiantes y carga a los graduados con una deuda sin precedente.
Después de haberse endeudado por la vivienda y los gastos para vivir, algunos estudiantes en Inglaterra dejarán la facultad con una deuda de $64.200, dijo Peter Lampl, fundador y presidente del Sutton Trust, un grupo londinense sin fines de lucro que promueve el acceso a la educación superior. Esto supera la deuda media de $23.000 de los estudiantes estadounidenses que solicitan préstamos. La carga de la deuda implica que los graduados postergarán la compra de una casa y hace que quienes provienen de medios con menores ingresos tengan más dificultades para llegar a ese nivel, dijo Lampl.
“En este país, en orden de magnitud estaremos delante de los Estados Unidos”, dijo Lampl en una entrevista. “Estamos cargando a esos chicos con deuda. Es una absoluta vergüenza”.
Si bien numerosos estudiantes ingleses se endeudarán más para ir a la universidad, el sistema es más indulgente que su homólogo estadounidense, dijo Steve Smith, vicecanciller de la Universidad de Exeter.
Los graduados ingleses no tienen que reembolsar sus préstamos a menos que ganen 21.000 libras anuales. Pagan 9% de sus ganancias sobre esa cantidad y todas las deudas se perdonan después de 30 años. Los pagos se deducen automáticamente de los sueldos. Los graduados no tienen que pagar si pierden su empleo o pasan a tener un trabajo con horario parcial, como sucede con muchas madres.
Una persona joven que gana 27.000
libras anuales terminará pagando unas 10 libras semanales y alguien que acaba de pasar los 50 y debe 50.000 libras tiene la garantía de que pronto se cancelará, dijo Smith, que fue presidente de Universities U.K., un grupo de apoyo que realizó consultas con el gobierno en relación a los cambios.
El plan cubre a los alumnos de 120 universidades de Inglaterra y 186 institutos profesionales. Las universidades de Escocia, Gales e Irlanda del Norte cuentan con un financiamiento aparte.
Por el contrario, la deuda educativa estadounidense no se salda por quiebra y casi 2 millones de los estadounidenses con deuda estudiantil tienen más de 60 años, según la Reserva Federal de Nueva York.

Bloomberg