Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NACIONALES


Inglés ya no es "gancho" principal para atraer empresas

Redacción La República [email protected] | Miércoles 17 marzo, 2010



Demandan personal especializado en áreas técnicas
Inglés ya no es “gancho” principal para atraer empresas
• Las compañías incursionan en el país más por la formación de la gente que por los costos

Rommel Tellez
[email protected]

Si bien es cierto que el inglés continúa siendo una llave importante para acceder al sector de los servicios, las empresas del ramo se enfocan también a ofrecer productos y soluciones cada vez más especializadas que implican una mayor preparación.
El panorama actual es distinto de aquel de hace diez años, cuando los primeros centros de contacto del área decidieron establecerse en el país. En ese entonces, su enfoque principal era la atención a clientes foráneos y su principal recurso humano era aquel que dominaba el idioma anglosajón
Hoy, quienes deseen desarrollarse en el sector de los servicios, deben estar más anuentes a prepararse en las áreas técnicas que demandan las compañías, además del dominio de una lengua extranjera, preferiblemente el inglés.
Lo anterior debido a que este sector se dirige a atender clientes cada vez más especializados, a tal punto esas empresas ofrecen servicios en diseño de turbinas, manufactura de chips, asistencia técnica en informática avanzada y tecnología médica.
Por eso, las compañías consideran como principal variable para instalarse en Costa Rica la calidad del recurso humano, capaz no solamente de hablar un idioma extranjero, sino también de ofrecer asesorías en otros campos. Esto ha hecho que el costo de operación de esas empresas en Costa Rica sea mayor al de otros países como India y Filipinas. Esta última situación, sin embargo, no frena sus deseos de inversión dada la alta calificación de la mano de obra nacional.
“Los servicios de valor agregado en el país se han venido dando desde la llegada de las primeras transnacionales; no obstante, la evolución a procesos sofisticados se mantiene en clara aceleración (…) aquellos que hablan muy bien inglés, por ejemplo, siempre tienen la opción de encontrar un trabajo con cierta facilidad, pero saben que deben irse especializando para escalar posiciones”, explicó Vanessa Gibson, directora de post-establecimiento de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo.
A modo de ilustración, de las 26 empresas que participaron en la recién finalizada feria de empleo, la mitad se dedica a servicios semicalificados y calificados.
Una de ellas fue la firma Dell —especializada en servicios de soporte premium para empresas y clientes de muy alto perfil—, la cual contrató personal con alguna formación en sistemas informáticos, además del conocimiento de otro idioma, comentó Alberto Arias, director de servicios regionales de la multinacional.
Esta compañía incluso ha invertido en la especialización de sus colaboradores, lo cual ha permitido a algunos de ellos escalar de un nivel corporativo menor a puestos de mando.
“Alguien que inicia una carrera con nosotros debe tener un nivel medio en el área en que se va a desempeñar, de allí lo llevamos a uno avanzado; lo que no contratamos son personas sin formación más allá de los idiomas”, concluyó Arias.
Una de las empresas que más han evolucionado desde su llegada al país es Western Union. Esta compañía empezó sus operaciones con menos de 100 personas y un centro de contacto para asistencia a los clientes. Hoy, al ofrecer servicios que antes prestaba en otras regiones, la firma requiere mano de obra calificada en contabilidad, informática, prevención y control del fraude y lavado de dinero.
“Hemos implementado nuevos servicios y el personal ha crecido profesionalmente, sí consideramos que es necesario mejorar la formación en algunas áreas como las ingenierías, así como actualizar los programas de estudios”, explicó la compañía.
Los empleados que trabajan para esta entidad financiera reciben un entrenamiento durante su carrera dentro de la empresa. Aparte de los aspectos técnicos, es necesario impulsar las cualidades de liderazgo, empatía y comunicación asertiva, destacó.