Inglaterra con baja inflación y sin impulso a tasas de interés
La decisión de mantener la tasa de referencia en un bajo nivel récord del 0,5% fue inesperada, el mercado esperaba un alza. Bloomberg/La República
Enviar

Inglaterra con baja inflación y sin impulso a tasas de interés

 Solo un alto funcionario del Banco de Inglaterra quería subir las tasas de interés de este mes, cuando las autoridades optaron por reducir sus perspectivas sobre la inflación británica para el resto del año.
La decisión tomada por ocho votos contra uno —de Ian McCafferty— de mantener la tasa de referencia en un bajo nivel récord de 0,5% fue inesperada, dado que la mayor parte de los economistas pronosticaba que por lo menos un funcionario más impulsaría un endurecimiento.
Si bien las minutas de la reunión del Comité de Política Monetaria —MPC por la sigla en inglés— indicaron que “algunos miembros” observaban un mayor riesgo para el pronóstico de inflación, el grupo se mostró dividido respecto del mejor momento para comenzar a retirar el estímulo de emergencia que ya lleva seis años.
Las minutas se publicaron junto con la decisión del MPC por primera vez, parte de un nuevo formato de comunicaciones que instrumentó el gobernador Mark Carney y que se apodó “súper jueves”.
El Banco de Inglaterra, BOE por la sigla en inglés, también dio a conocer su Informe de Inflación trimestral, en el cual dijo que las perspectivas inflacionarias a corto plazo son bajas y que la reciente declinación de los precios de la energía hará sentir su efecto hasta por lo menos mediados de 2016.
“Es muy moderado”, dijo David Tinsley, un economista de UBS Group AG en Londres. “Una de las mayores sorpresas fue que no hubo noticias positivas en relación con el crecimiento salarial”.
Los operadores redujeron las apuestas a un aumento de las tasas de interés por parte del BOE, mientras que el rendimiento implícito del contrato en libras con vencimiento en diciembre bajó 5 puntos básicos, a 0,70%.
Si bien los futuros Sonia siguen incorporando un aumento de un cuarto de punto para mayo del año próximo, la posibilidad de un movimiento en febrero declinó a 52%, mientras que era de 70% antes del anuncio.
El BOE pronosticó que el incremento de los precios promediará apenas 0,3% este año, menos que el 0,6% pronosticado en mayo, antes de acelerarse a 1,5% en 2016.
Las noticias “sugieren que aún no es inminente un aumento de la tasa de interés”, dijo Samuel Tombs, un economista de Capital Economics.
Las perspectivas de inflación “sugieren que la mayor parte de los miembros del MPC considera que las estimaciones del mercado en las cuales se basa el pronóstico —de un comienzo de aumento de las tasas de interés en la primavera de 2016— son correctas en términos generales”.
La opinión respecto de las perspectivas a corto plazo se vio reflejada en las minutas, donde el MPC minimizó el riesgo de que el fortalecimiento de la libra pudiera pesar en la inflación durante un “período persistente”.

Bloomberg
 

Ver comentarios