Infraestructura limita comercio con Unión Europa
Enviar
Sondeo revela insatisfacción en costos y calidad de servicios de logística en negocios con el istmo
Infraestructura limita comercio con Unión Europa

• Deficiencias en el transporte terrestre intra-regional resta atractivo para hacer negocios
• Empresarios centroamericanos y europeos utilizaran sitio web para crear posición común

Mónica Cordero
[email protected]

Los altos costos y las deficiencias en los servicios logísticos entorpecen la relación comercial entre la Unión Europea (UE) y Centroamérica.
Así lo revela un sondeo realizado a 550 empresas, donde se indica que es más barato enviar un contenedor a Asia que despacharlo entre ambas regiones.
Siete de cada diez compañías señalan estos factores como los principales obstáculos al comercio.
El informe, elaborado por la Asociación Europea de Cámaras de Comercio e Industria (Eurocámaras) y organizaciones empresariales del istmo, se presentó ayer en la apertura de la segunda ronda de negociación del acuerdo de asociación entre ambos bloques, que se celebra en la ciudad de Bruselas.
Este panorama afecta de manera directa a las pequeñas y medianas empresas interesadas en exportar al mercado europeo y cuyos volúmenes de intercambio comercial es pequeño. A esto se suman dificultades en el paso por las aduanas, donde se carece de uniformidad en la solicitud de documentos.
“Una pyme compite en precio. Si tiene que empezar con Europa, el costo del transporte la hace poco competitiva. Es una inversión tremenda para una pyme porque es perder dinero en las primeras operaciones por razones de cantidad. No todas lo pueden hacer ni sostenerlo por mucho tiempo”, explicó Fernando Ramos, encargado de Latinoamérica en Eurocámaras.
La infraestructura
(puertos y carreteras) es el segundo factor que limita el comercio. La queja es compartida por seis de cada diez empresas consultadas, en su mayoría europeas, quienes advierten que las deficiencias viales impiden el traslado dentro de la región centroamericana.
Este panorama resta el atractivo que supone el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, República Dominicana y Centroamérica (Cafta) para los empresarios europeos, quienes buscan utilizar el Cafta para potenciar los negocios con el principal mercado del mundo.
Dentro del rubro de infraestructura se señala la necesidad de una mayor cantidad de recursos humanos con educación técnica. “Una fábrica no se maneja solo con ingenieros, se requieren técnicos con una fuerte formación. Costa Rica tiene ventaja pero tiene que mejorar”, comentó Ramos.
La corrupción es la tercera debilidad en la relación comercial entre la Unión Europea y Centroamérica. Esto a pesar de que el istmo es la segunda zona de América Latina con una menor percepción de corrupción, por deb
ajo de Chile.
El informe califica esta problemática como la barrera más importante para hacer negocios, según las empresas europeas; sin embargo, un 60% de las firmas centroamericanas identifica también la debilidad. “Supone un costo, no entender y perder la paciencia e irse a otro lado”, añadió Fernando Ramos.
El informe, que fue presentado al Parlamento Europeo, pretende canalizar parte de la cooperación financiera y técnica prevista para Centroamérica hacia el fortalecimiento de las áreas que limitan el comercio. La idea de los empresarios es asegurar una vinculación comercial efectiva.
Los exportadores nacionales coinciden con los resultados del estudio. La actual temporada de alto comercio de frutas tropicales deja ver los problemas que se enfrentarán ante un aumento del comercio con la Unión Europea, si no se solventan las deficiencias de infraestructura.
Abel Chávez, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña, indicó que varios de sus asociados manifestaron enfrentar carencia de espacios en los barcos para el transporte de la fruta al Viejo Continente.
La piña es uno de
los bienes que se comercializan durante todo el año al mercado europeo; no obstante, en los primeros meses del año, compite con el mago, la sandía y el melón por un lugar en los buques.

“El país carece de condiciones para el ingreso de barcos de gran calado. Esto obliga a hacer trasbordo de la carga en Panamá, con el eventual costo que esto implica”, indicó Chávez.
Los exportadores coinciden en que el tema de infraestructura es vital para aprovechar un acercamiento comercial con la Unión Europea.
“Nada se hace con un tratado. Mejorar las condiciones internas es un reto para aprovechar la herramienta del acuerdo comercial”, destacó Carlos Céspedes, gerente de comercio internacional de la Cámara de Exportadores de Costa Rica.
Por otra parte, los empresarios de Europa y Centroamérica presentaron ayer un sitio web que recogerá las posiciones de los sectores sobre el componente de acceso a mercado.
El objetivo es mostrar las expectativas e inquietudes de los sectores productivos y alcanzar una posición común a mediano plazo. “Al igual que los negociadores, que a nivel político aúnan posiciones, el sector privado centroamericano y europeo lo irá haciendo. Esto da posibilidad de avanzar rápidamente en las negociaciones. Es muy difícil para los negociadores decir que no a una posición común del sector privado de ambas regiones”, indicó el encargado de Latinoamérica en Eurocámaras.

Ver comentarios