Informe de EE.UU. genera revuelo
Enviar
Documento de CIA desata polémicas en América Latina
Informe de EE.UU. genera revuelo

Ecuador y Bolivia negaron que exista intromisión de Venezuela en política salvadoreña

Bogotá
EFE

Un informe estadounidense que considera al Gobierno de Venezuela como desestabilizador en América Latina puso ayer bajo mínimos la relación entre ese país y El Salvador, y fue rechazado categóricamente por los presuntos “desestabilizados”.
Rafael Correa, presidente de Ecuador, y David Choquehuanca, ministro de Exteriores de Bolivia, defendieron ayer la ayuda que reciben sus países de Venezuela, y negaron que haya intromisión o intentos de desestabilización por parte del Gobierno del presidente Hugo Chávez.

El informe presentado el martes en Washington por el director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Michael McConnell, dice que los Gobiernos de Bolivia, Ecuador y Nicaragua, “inspirados y apoyados por Venezuela y Cuba”, están planteando una agenda “radical y de izquierda” con medidas que ponen en riesgo la democracia.
“Los líderes de
Bolivia, Nicaragua y, de forma más vacilante, Ecuador están persiguiendo agendas que cortan los límites al poder presidencial, buscan prolongar mandatos presidenciales, debilitan los medios de comunicación y libertades civiles y ponen el énfasis en el nacionalismo económico a expensas de la economía de mercado”, añade el informe estadounidense, de 45 páginas.
Una sola frase del mismo texto, en la que se pronostica que Venezuela va a financiar “generosamente” la próxima campaña electoral del izquierdista Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador tuvo como consecuencia la llamada a consultas del encargado de Negocios salvadoreño en Caracas.
El presidente Elías Antonio Saca, un firme aliado de Estados Unidos, tomó la decisión el miércoles desde Washington
, donde está de visita, después de que el FMLN rechazara “de la manera más enfática y enérgica” la afirmación “sin asidero” que le concierne dentro del informe.
El regreso a su país del encargado de Negocios, el diplomático salvadoreño de mayor rango en Caracas, será para “conocer de primera mano” la situación porque “no quiero hacer acusaciones irresponsables”, dijo el presidente Saca.
El Salvador y Venezuela no tienen relaciones de embajadores desde 2001, después de que el Gobierno salvadoreño acusase a tropas venezolanas que ayudaban a damnificados del terremoto en Comasagua de hacer adoctrinamiento político.
El Gobierno venezolano, al igual que el de Cuba y el de Nicaragua, aún no reaccionó a la medida tomada por Saca, y con respecto al informe estadounidense han sido parlamentarios gubernamentales los que han respondido.

“Rechazamos por falsas, mentirosas e injuriosas esas declaraciones, que buscan atribuirnos lo que ellos hacen”, dijo el miércoles a la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) el vicepresidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN), Carlos Escarrá.
El diputado añadió que “el único Gobierno que ha tratado de desestabilizar a los países de América Latina ha sido siempre el de Estados Unidos”.
El Gobierno boliviano también negó que Venezuela sea un factor desestabilizador.
“No sé a qué llaman desestabilización esos aparatos de inteligencia de Estados Unidos (...). No sé de dónde sacarán esas informaciones”, afirmó el ministro de Exteriores Choquehuanca.
Destacó que tanto Venezuela como Cuba están apoyando “la democratización y la propia democracia” en Bolivia mediante programas de cooperación, singularmente en los ámbitos educativo y sanitario.
“El pueblo boliviano sabe cuál es la relación con Cuba y Venezuela”, apostilló el canciller, que calificó de “hermanos” a estos países.
Por su parte, el presidente de Ecuador opinó que su homólogo venezolano es “incapaz de entrometerse” en asuntos de otros países y que, en cambio, lo que sí hace es ser solidario y ayudar.
“Creo que existe un presidente muy humano, muy solidario, con gran vocación integracionista, que goza de un gran momento económico gracias al petróleo, que tiene más de $30 mil millones en reservas y trata de ayudar a sus países hermanos de la región”, dijo Correa en un programa radiofónico.
En un programa del que forma parte la emisora Radio Quito, Correa añadió que ahora existe un momento “excepcional de unión latinoamericana entre muchos presidentes profundamente integracionistas, con visión histórica y socialista”, y mencionó a Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Bolivia y Ecuador.
El Gobierno de Nicaragua por ahora no se ha pronunciado sobre el informe.

Ver comentarios