Enviar
A pesar de ello el Indice Subyacente de Inflación registrado es el menor de los últimos 12 años
Inflación cerró el año en casi el 11%

• Aumentos en cereales y el crudo, así como el alto ingreso de divisas, habrían incidido en el crecimiento
• Sistema de bandas aún no ha dado los resultados esperados para que el Banco Central controle la inflación, afirman analistas

Israel Aragón
[email protected]

La inflación continúa siendo una de las principales piedras en el zapato de la macroeconomía costarricense, tras volver a ser de dos dígitos al cerrar el 2007 en 10,81%, casi tres puntos porcentuales por encima del 8% fijado como meta.
A pesar de que durante ese periodo se mejoraron indicadores como el índice de pobreza y se incrementó la demanda interna de bienes, el aumento en el costo de la vida fue un 1,38% superior al de 2006, cuando la inflación fue del 9,43%.
Los grupos de bienes y servicios cuyos precios subieron más fueron el de alimentos y bebidas no alcohólicas, las comidas y bebidas en restaurantes y la educación.
La variación del costo en las comidas y bebidas a lo largo del año fue del 21%, la de los precios en los restaurantes del 14% y la de la educación del 12%.
Otro servicio que se encareció considerablemente el año pasado fue el transporte, afectado directo del incremento en el precio del barril de petróleo, que el pasado miércoles alcanzó los $100 en Nueva York.
El transporte constituye uno de los grupos cuyo precio subió más en diciembre, un 2%. A lo largo del año se encareció un 11%.
Además del vertiginoso ascenso en el valor del crudo, hoy en día un 71% más caro que 12 meses atrás, los especialistas consideran que el aumento en los precios de las materias primas y de los granos, como el trigo, el maíz, la soya y el arroz, repercutió decisivamente en que se superara la meta de inflación propuesta.
Prueba de esto es el comportamiento del Indice Subyacente de Inflación (ISI), que mide el indicador pero sin considerar agentes externos como los mencionados anteriormente.
La tasa de variación anual del ISI fue del 8,74%, casi dos puntos menor a la tasa observada en 2006 (10,6%) y el niv
el más bajo de los últimos 12 años, según informó el Banco Central de Costa Rica (BCCR).
“Lo que se ve es que hay grandes efectos macro que influyen decisivamente, los precios de los combustibles y derivados del petróleo, que afectan directa e indirectamente al encarecer bienes de producción, y también los alimentos como maíz o trigo, que tienen un impacto fuerte en el pan, pollo, huevos y carne de cerdo, por ejemplo”, explicó el economista Luis Mesalles.
Otros indicadores económicos que crecieron durante 2007 e impulsan la inflación fueron el aumento de las exportaciones, que a noviembre habían alcanzado $8.628 millones, y el de la inversión extranjera directa, que en 2007 alcanzó los $1.469 millones.
A estos se suman las divisas generadas por el turismo, que el año anterior contribuyó con $1.900 millones al ya importante ingreso de dólares a la economía nacional.
En un comunicado enviado por el BCCR, la entidad expresa que la inflación alcanzada “no es un resultado satisfactorio y obliga al Banco Central a intensificar sus esfuerzos para alcanzar sus metas de mediano plazo”.
“Se sigue teniendo una entrada de divisas muy fuerte, lo que genera aumento de la oferta monetaria y presiones inflacionarias”, afirmó Mesalles, consultor de la firma Ecoanálisis.
Con el objetiv
o de contar con más herramientas para controlar esta oferta de dólares y de la inflación, en octubre de 2006 el Banco Central modificó el sistema cambiario de minidevaluaciones por el de bandas deslizantes, sin embargo, los resultados aún no se ven reflejados.
“El cambio al sistema de bandas no está completo, los resultados no se ven todavía. No se ha llegado al sistema de metas de inflación, aunque creo que hay conciencia de ello en el Central”, afirmó Mesalles.
El especialista aclaró que esto no significa que se deba volver al sistema de minidevaluaciones, pues “hay que ver dónde hubiéramos estado con él en una coyuntura como la actual”.
Para el economista Juan Manuel Villasuso, no se puede “pensar que controlando el tipo de cambio a través de una política cambiaria diferente se puede lograr una reducción de la inflación”.
“Hay que tomar otros factores como el precio del petróleo, los desequilibrios de la balanza comercial y los factores internos del área productiva. Hay una parte de demanda interna con la producción nacional para el mercado local cuya influencia es importante”, agregó.
Villasuso consideró que para este año se espera una reducción en el ingreso de las divisas por concepto de inversión extranjera y por turismo, “debido a que a nivel internacional se ve un panorama de estancamiento, consecuencia de la situación financiera en Estados Unidos”.
El especialista también afirmó que la política de las bandas cambiarias no ha logrado el efecto esperado.
El BCCR afirmó en el comunicado que el aumento en la tasa de inflación durante 2007 no es exclusivo de Costa Rica. “Así, por ejemplo, en Chile, pasó del 2,6% en 2006 al 7,8% en 2007; en Bolivia, el incremento fue del 5,0% a 11,7%; en Colombia, de 4,5% a 5,7% y en Honduras del 5,3% al 8,9%”, señala.
Ver comentarios