Enviar
Indice se disparó en mayo por aumentos en electricidad, gasolina y venta de autos
Inflación aceleraría alza de intereses

• Ajuste lento de intereses conlleva el peligro de que se agrave la inflación

Wilmer Murillo
[email protected]

La inflación que se disparó en mayo con una variación del 1,91% con relación al índice de abril, podría llevar eventualmente a un ajuste acelerado de las tasas de interés.
Los analistas concuerdan que un ajuste lento de los intereses conlleva el peligro de que se agrave la inflación y al final las tasas se disparen.
El Banco Central ha indicado que las tasas reales deben ser positivas, pero cuanto más dure en alcanzar ese objetivo más alta sería la inflación. Por el contrario, el ajuste acelerado de los intereses podría ser la receta para “cocinar” para una recesión económica, dijo Eric Vargas, analista financiero del Grupo Aldesa.
“El peligro que vemos es que si el Banco Central no sube las tasas de interés más aceleradamente la situación podría empeorar”, agregó Vargas.
Sin embargo, el Banco Central no luce apurado por ajustar los tipos de interés, como se infiere de la subasta del pasado lunes, cuando la declaró desierta, luego de que los inversionistas entraron a pedir tasas superiores, en reconocimiento a los aumentos de interés que ya se hicieron.
Por ahora, los analistas dan por descontado que al finalizar 2008 las familias costarricenses tendrán que aumentar sus ingresos más de un 10% para comprar las mismas cosas que adquirían a inicios del año.
Ciertamente, el crecimiento de los precios es la piedra en el zapato de la política económica.
Del análisis del índice de precios de mayo en los últimos diez años, la de este año es la variación más alta.
La inflación acumulada del año llegó al 5,08%, siendo la tercera más elevada desde 2003, y mayor que la variación de este mismo periodo del año anterior (4,06%).
La variación interanual (junio 2007 a mayo 2008) del 11,90% a mayo, es también la tercera más alta para el mismo periodo, señaló ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).
La inflación es medida por el índice de precios al consumidor (IPC) con base en una canasta de consumo compuesta por 292 bienes y servicios, de los cuales el 71% aumentó de precio en mayo respecto al mes anterior, un 20% presentó una disminución y el restante 9% permaneció sin variación.
El INEC indicó que la inflación fue impulsada en mayo por aumentos en la electricidad, gasolina y adquisición de autos, así como el alza de tarifas de autobús urbano.
“El incremento de la inflación era esperable con el aumento de los combustibles y la electricidad”, afirmó Luis Liberman, gerente general de Scotiabank.
“La meta propuesta por el Central es cada vez más difícil de alcanzar, sobre todo por el elevado costo de los insumos importados y la factura petrolera”, señaló Orlando Soto Solera, gerente general del Grupo Financiero Acobo.
Gerardo Porras, gerente del Banco Popular, indicó que la inflación sigue siendo una sombra en las metas del país.
Adujo que, pese a los esfuerzos que se realizan, factores externos están incidiendo mucho en este efecto, específicamente el aumento en los precios del petróleo y la energía eléctrica.

“Indudablemente hay un aceleramiento de la inflación que se veía venir y que se explica tanto por factores externos como internos”, señaló por su parte Alberto Franco, analista.
Entre los externos, destacan el fuerte incremento en el precio de materias primas y de bienes intermedios que presionan al alza los costos de las empresas, al incrementar los costos de transporte.
Entre los internos destaca la fuerte expansión de varios agregados monetarios y del crédito al sector privado, aso
ciado con los ingresos de recursos externos y el incremento en las reservas monetarias internacionales.
El resultado de mayo además de estar influido por el sector externo, también pudo ser afectado por el despegue que tuvo el tipo de cambio de la banda inferior, indicó Vargas.
La debilidad del colón que se observa pondría eventualmente presiones adicionales a la inflación.



Ver comentarios