Industria automotriz de Canadá y EE. UU. coordina respuesta a Trump
Trump se reunió con líderes de la industria automotriz el martes anterior. Bloomberg/La República
Enviar

Los fabricantes de automóviles y autopartes a ambos lados de la frontera de Canadá con Estados Unidos se están reuniendo con Gobiernos estatales y provinciales para coordinar una respuesta al presidente Donald Trump en tanto este promueve cambios de largo alcance a un acuerdo comercial que es crucial para el sector.

El grupo se viene reuniendo para llevar a cabo un análisis del sector a fin de mostrar cuán integrado está y cómo el libre comercio es clave para la competitividad de los fabricantes en toda Norteamérica, dijo Don Walker, presidente ejecutivo de Magna International.

“Constituimos un sector muy integrado y ni Canadá ni Estados Unidos –o México, en todo caso– quieren que la cadena de valor se vuelva menos eficiente”, le dijo Walker a la prensa en una conferencia en Toronto el miércoles.

Los fabricantes de Canadá y México han retenido el aliento para ver qué cambios propone Trump al Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

El domingo, el presidente dijo que pronto empezaría a renegociar el tratado y sus representantes han tenido reuniones iniciales con ambos países. El mandatario también ha prometido que aplicará un “muy importante” impuesto fronterizo a las compañías que muden empleos fuera de Estados Unidos.

Un impuesto fronterizo entre Estados Unidos y Canadá “no tiene sentido”, dados los estrechos lazos del sector, punto de vista compartido por directivos de la producción industrial estadounidense en los estados de Michigan, Ohio e Indiana, dijo Walker.

Esos estados son áreas clave de apoyo para Trump, que atrajo a trabajadores de la industria a su causa prometiéndoles llevar de vuelta empleos que habían sido desplazados a otros países en las últimas décadas.



Ver comentarios