Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



ACCIÓN


¡Increíble!

| Lunes 11 febrero, 2008



KnightsFreestyle
¡Increíble!

Increíble el espectáculo en el Saprissa. IN-creíble la resolución final de los jueces

Daniel Chacón
La República

Mejor nivel que el año anterior, buenas sorpresas, nuevas variaciones de trucos, pero el español Dany Torres repitió en su monarquía y se coronó rey del evento que ya quiere su sitio de consagrado. Con un constante frío ventoso, más de 25 mil personas presenciaron el duelo de nueve pilotos de motocicletas y dos de cuadraciclos, en su historia para trascender y llevarse este título.
La primera ronda impresionó a los presentes, los primeros trucos alimentaron la expectación por ver saltos suicidas. Cada corredor tenía dos minutos para demostrar lo mejor de sí. El francés, Thomás Pagés y el australiano, Robbie Madison fueron los que más impresionaron en esta fase.
El backflip antes era un truco que pocas veces se veía en el país, ahora es una maniobra obligatoria, que tiene mil derivaciones. Soltar las manos, mantener solo las piernas o las manos en la motocicleta son algunas de las piruetas que se presenciaron en el Estadio Ricardo Saprissa. Ya para la segunda ronda, la gran mayoría tenía a sus favoritos: Pagés, Madison y el español Danny Torres eran los puntos referentes. Pero vino la sorpresa, el japonés Eigo Sato.
El nipón tuvo una actuación de primer nivel, un backflip acostado sobre su motocicleta, o una combinación de hasta tres trucos en un mismo salto sorprendió absolutamente
a todos. Su puntuación de 96 lo colocó de tercero, detrás de Torres y Madison.
Para la gran final, Sato saltó segundo, después de Madison. Con música de José Capmany de fondo, el nipón irrespetó la trayectoria del australiano y levantó a las más de 25 mil personas. Nuevos trucos, fuerza en sus saltos, cada uno combinado con otro y mucha conexión con el público derivaron en la actuación más aplaudida.
Danny Torres le siguió, ejecutó una ronda de gran nivel, pero muy similar a la expuesta el año anterior. Trucos ya conocidos para la gente, pero con alta técnica, se ratificó como uno de los mejores saltadores europeos, pero sin ese gran truco que marcara la diferencia.
Thomás Pagés, al igual que Sato, dio un ejemplo de creatividad. Un backflip, en el que quedó sólo agarrado por los pies y de la manivela, generó el asombro de los presentes. La ejecución de sus trucos tuvo gran fineza desde el movimiento hasta la caída, utilizó todas las p
artes de la motocicleta para sorprender con una nueva maniobra y ganó las palmas de los presentes.
El cierre le dio el triunfo a Torres, seguido por Sato y en tercer lugar un empate entre Pagés y Madison, aunque para el público el resultado fue muy diferente. En esta edición, los jueces también fueron protagonistas.