Incofer desestimaría estudios previos para tren eléctrico
Enviar

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles se plantea la elaboración de nuevos estudios de factibilidad, con lo que desecharía proyectos ya presentados que tuvieron un costo millonario.
En la Asamblea Legislativa, los diputados tramitan la aprobación de un presupuesto extraordinario, que le daría fondos al Incofer por un equivalente de $7 millones para iniciar estudios de factibilidad de un nuevo sistema de tren eléctrico.
Estos estudios podrían tomarse el próximo año y en 2017 se licitaría una primera línea para el nuevo sistema, la cual sería entre La Sabana y Cartago. Otras vías adicionales contemplan continuar el tren de San José a Alajuela, e incluso proseguir hasta San Ramón.
Otra línea llegaría a Orotina, con el fin de servir como punto de conexión con un nuevo aeropuerto internacional.
Mientras tanto, en el Mideplan “duerme” un proyecto para la construcción, equipamiento y puesta en operación de un sistema de transporte ferroviario en la GAM. El estudio costó $600 mil.
La iniciativa fue admitida en 2013 y permanece activa.
También existe otro plan denominado Tren Eléctrico Metropolitano, el cual fue inscrito desde 2007, pero ya fue cancelado. Los estudios para este proyecto costaron cerca de $1,6 millones.
Para el nuevo proyecto, el Incofer ha recibido asesoría y acompañamiento técnico sobre los requisitos que debe cumplir ya sea para modificar o para inscribir un nuevo proyecto por parte del Mideplan.
Asimismo, el área de Inversiones Públicas le enfatizó en que se debe aprovechar la mayor cantidad de información de los estudios existentes.
No obstante, los estudios que haría el Incofer con los fondos del presupuesto extraordinario contemplarían análisis de suelos y geotecnia, levantamiento topográfico, estudios hidrológicos, alimentación eléctrica, ambientales, riesgos y estructura administrativa, entre muchos otros.
Se desconoce si parte de estas evaluaciones ya se hicieron en los anteriores estudios.
Tampoco se sabe por qué los estudios actuales tendrían un precio de $7 millones, tomando en cuenta que los costos de los proyectos anteriores fueron mucho menores.
Pese a que La República insistió en conversar con Guillermo Santana, presidente del Incofer, al cierre de edición no fue posible.

201511192052000.8-recuadro.jpg


Ver comentarios