Logo La República

Viernes, 20 de mayo de 2022



NACIONALES


Posturas similares de candidatos ayudan a mantener cierta estabilidad

Incertidumbre electoral no provocaría “aumentos bruscos” en tipo de cambio como pasó en 2014

Lenta recuperación del turismo y altos costos de fletes marítimos tendrán más influencia este año

Redacción La República redaccion@larepublica.net | Lunes 17 enero, 2022

Tipo de cambio
El tipo de cambio se mantendrá sin cambios bruscos ante las elecciones presidenciales, pero sí existirán factores que lo moverán al alza en el primer semestre. Shutterstock/LA REPÚBLICA.


El precio del dólar no se dispararía en época electoral como sí pasó en 2014, cuando la incertidumbre electoral sobre quién sería el presidente de la República, marcó una diferencia de ¢49 por la moneda norteamericana entre enero de ese año y la segunda ronda.

Lea más: Tensión con el tipo de cambio: Dólar alcanzó su precio más alto del año

Aunque es prácticamente un hecho que el país tendrá que ir a un desempate electoral en abril, lo cierto del caso, es que la similitud de las propuestas de los candidatos líderes en las encuestas, ayuda a contener el alza del tipo de cambio del dólar, el cual, se comporta como una especie de termómetro que mide diversos factores al mismo tiempo, incluida la incertidumbre política.

Lea más: ¿Sufre por el tipo de cambio? Opciones para cubrirse del riesgo aumentarían

En ese sentido, se espera un crecimiento de la moneda norteamericana en época electoral, pero sin cambios bruscos por esta situación, según varios economistas consultados por LA REPÚBLICA.

Sin embargo, si José María Villalta del Frente Amplio mantiene su crecimiento en la intención de voto, es posible que ese termómetro reaccione más fuertemente, ya que ese aspirante sí rompe el molde con sus posturas de izquierda, en relación con José María Figueres del PLN, Lineth Saborío de la Unidad, Fabricio Alvarado de Nueva República y Rodrigo Chaves de Progreso Social Democrático.

“Hoy los candidatos que están liderando las encuestas tienen una convergencia en los planes de gobierno y por eso, no se está viendo una devaluación tan rápida”, destacó Daniel Suchar, analista financiero.

Incluso, se anticipa que antes del 15 de marzo el tipo de cambio podría dar un retroceso, debido a los pagos del impuesto de la renta.

En el 2014, la cierta incertidumbre debido al retiro de uno de los candidatos para segunda ronda, un alza fuerte en el precio del petróleo y un pago grande que el gobierno debía hacer de deuda externa generaron un incremento significativo, recordó Greivin Salazar, economista de la Universidad Nacional.

“En ese momento, el precio del dólar subió de ¢533 en la primera ronda hasta ¢556 en la segunda ronda, debido a la duda que se tenía sobre el futuro de la economía”, destacó Salazar.

Sin embargo, el aumento fue mayor si se considera que para enero de 2014 – un mes antes de las elecciones-, el dólar estaba en ¢507, por lo que a final de cuentas para el primer cuatrimestre de ese año el aumento fue de ¢49 entre el 1 de enero y el 4 de abril, cuando se llevó a cabo la elección en segunda ronda.

En ese sentido, es probable que el tipo de cambio mantenga una tendencia creciente de ahora en adelante, producto de la zozobra de quién será el ganador de la contienda electoral, agregó Ernesto Hip, director de Administración de Negocios Universidad Fidélitas.

Por otra parte, los economistas coinciden que el alto costo de los fletes marítimos, la lenta recuperación del turismo, el alza en los precios del petróleo; así como la incertidumbre ante el incremento en los casos de la Covid-19, se conviertan en factores que empujarán el dólar al alza durante todo el año, incluso, más que la fiesta electoral.

La costumbre es refugiarse en ahorros en dólares ante situaciones de duda, como la que se está viviendo y esto provoca que el tipo de cambio tienda al alza, aunque eventualmente puede ser neutralizado por el Banco Central, dependiendo de sus políticas monetarias y del saldo en reservas internacionales que tenga.

La última vez que el Banco Central intervino lo hizo el 17 de noviembre y antes de esa ocasión, lo hizo el 28 de octubre cuando el precio del dólar llegó a cifras récord.

“Siempre el proceso electoral genera desconfianza más cuando existen diferentes posturas ideológicas del próximo Presidente de la República y la posible conformación de la Asamblea Legislativa. Esta inseguridad podría hacer que las personas demanden dólares, inviertan a corto plazo y pospongan inversiones mientras se tiene un resultado”, aseguró Luis Diego Herrera, analista Económico del Grupo Financiero ACOBO, quien estima que la devaluación oscilaría entre el 3,5% y 4,5% al finalizar el 2022.

El año pasado, el tipo de cambio cerró en ¢642 por dólar, por encima de los ¢615 por dólar registrados al término del 2020.

Otro de los factores que podría presionar presión durante el primer semestre en el precio del dólar son los vencimientos de deuda ya que para el 2022 se deben de colocar $1.700 millones y el Ministerio de Hacienda no va a contar con los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta junio.



Tipo de cambio y elecciones


Durante las elecciones del 2018, el tipo de cambio no sufrió cambios bruscos, pero en 2014 se reportó una marcada tendencia al alza, producto de la incertidumbre (cifras en colones, según Banco Central)

Año 2014 2018
1 de enero 507 572
1 de febrero 520 573
1 de marzo 553 572
1 de abril 553 569
30 de abril 556 568


NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.