Impulso económico de eurozona, buena señal para precios y empleo
Un indicador clave de actividad llegó al nivel más alto en casi seis años en marzo. Shutterstock/La República
Enviar

La aceleración de la economía de la zona del euro se está traduciendo en una creación de empleo más rápida y en presiones inflacionarias más fuertes.

Un indicador clave de actividad llegó al nivel más alto en casi seis años en marzo y el empleo aumentó más que nunca desde julio de 2007, en tanto la contratación de personal repuntó tanto en los servicios como en la manufactura.

El salto del Índice IHS Markit Purchasing Managers en comparación con las expectativas de los economistas de una caída y el último registro es congruente con una expansión económica trimestral del 0,6%. Este ritmo es más veloz que el de 0,4% de los últimos tres meses de 2016.

Una recuperación cada vez más amplia hasta ahora ha permitido al bloque monetario capear un periodo lleno de motivos de incertidumbre, desde la votación por el Brexit del Reino Unido hasta las políticas comerciales del gobierno de Estados Unidos y las inminentes elecciones en una serie de países de la zona euro.

Conforme el impulso se acumula y un aumento brusco de la inflación provocado principalmente por el petróleo se afirma, el Banco Central Europeo recibe cada vez más presiones para planificar una salida de su programa de estímulo extraordinario.

"La aceleración del crecimiento hacia el final del trimestre, así como la mejora de las tendencias en los negocios nuevos y un aumento del interés en contratar, indican que el fuerte impulso de crecimiento se mantendrá en el segundo trimestre", dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

Los índices compuestos de las economías francesa y alemana mejoraron inesperadamente, mientras que en Francia los precios de venta subieron por primera vez desde 2012.

"Los empleadores están ansiosos por ampliar su personal y aumentar la capacidad", dijo Edoardo Campanella, economista de UniCredit en Milán. "Las evidencias tentativas de una aceleración del aumento de los salarios y un poder de fijación de precios más fuerte en el frente de las empresas, junto con el incremento de los precios de la energía, se traducen en mayores presiones inflacionarias".

Las señales de escasez de mano de obra y aceleración de los salarios también indican que un repunte autosostenido de la inflación podría estar en camino.


Ver comentarios