Impuestos para empresas ocuparían último lugar en agenda
“Los cambios en la renta nunca pasarán porque se están tocando intereses económicos muy poderosos y en el Congreso, hay varios representantes del sector privado”, dijo Albino Vargas, secretario de la ANEP. Esteban Monge/La República
Enviar

El Gobierno y la oposición estarían de acuerdo en dejar en el último lugar de la agenda fiscal varios cambios propuestos al impuesto sobre la renta.{l1}empresarios_reclaman_a_gobierno_debate_sobre_salario_publico{/l1}

El acuerdo político que se está negociando, dejaría la revisión de los tributos que se cobran principalmente a las empresas para 2017, sin importar que conforme caliente la campaña política, será más difícil discutir materia tributaria.
A cambio, el mandatario Luis Guillermo Solís lograría aprobar por la vía rápida varios proyectos, incluido un tributo para las sociedades anónimas y varias reglas fiscales para limitar el gasto del Estado.
Asimismo, se avalaría el plan que sustituye el impuesto de ventas por el Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como la ley de empleo público que promueve Liberación Nacional.
La idea es que esos cuatro proyectos tengan plazos de debate y votación definidos.
La exigencia para debatir los cambios a la renta la hace la oposición, dijo Luis Paulino Mora, viceministro de la Presidencia.
“En un principio metimos el proyecto de renta entre las prioridades del gobierno, pero la alianza opositora nos dijo que por el momento no es factible. Ante este panorama, estamos trabajando en una contrapropuesta, por lo que no le puedo decir aún si aceptaríamos dejar en el último lugar de la agenda fiscal los cambios en renta”, dijo Mora.

No obstante, Maureen Clarke, jefa del PLN, negó que su bancada esté intentado defender al sector empresarial y que más bien es el gobierno quien desea dejar los cambios de la renta para el último lugar de la agenda.
La iniciativa en cuestión afecta principalmente a las empresas, ya que grava con un 30% las utilidades a entidades deportivas, cooperativas, fundaciones y asociaciones; asimismo, establece impuestos para las ganancias de capital como acciones, valores o bonos.
En cuanto a las personas, se fija un nuevo tope al impuesto de renta de los salarios, al pasar de un 15% al 20% y el 25%, lo cual afectaría a unos 266 mil trabajadores, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
“Los cambios en la renta nunca pasarán porque se están tocando intereses económicos muy poderosos, y en el Congreso hay varios representantes del sector privado que trabajan para ellos. No es extraño que quieran esta iniciativa de último, así garantizan que con la llegada de la campaña electoral, se vuelva más difícil conversar sobre este tema”, aseveró Albino Vargas, secretario de la ANEP.
El gobierno de Luis Guillermo Solís corre para aprobar una serie de proyectos para reducir el déficit fiscal, el cual asciende a un 6,4% del PIB.
Ante este panorama, ya se ha aprobado una serie de proyectos fiscales.
Mientras tanto, el Partido Unidad Social Cristiana y el Gobierno mantienen su propio pulso por los nuevos impuestos a las sociedades anónimas, los cuales se destinarían directamente a la seguridad ciudadana.{l2}sindicalistas_reiteran_huelga_indefinida_si_diputados_discuten_proyectos_de_empleo_publico{/l2}
“La realidad es que el Gobierno ha tenido completamente abandonado al Ministerio de Seguridad, que además tiene problemas evidentes de gestión. El año anterior se no contrató a 1.800 policías para los cuales existía el presupuesto para nombrarlos y, en total, dejó de ejecutar ¢23 mil millones dijo Rosibel Ramos, del PUSC.


GRAVE PROBLEMA


La diferencia entre ingresos y egresos del Gobierno no para de crecer desde 2011. El Gobierno intenta frenar el aumento del déficit con una serie de proyectos fiscales.

AÑO DEFICIT
2016 6,4
2015 5,9
2014 5,9
2013 5,4
2012 4,4
2011 4,1

Fuente Ministerio de Hacienda

 



Ver comentarios