Enviar
Sala IV definirá futuro de gravamen de $300
Impuesto a sociedades al congelador

Liberación logró conseguir votos para salvar proyecto

La aprobación o no del impuesto de $300 a las sociedades anónimas fue metida al congelador por los diputados.
La fracción del Movimiento Libertario y otros congresistas de oposición consiguieron las firmas necesarias para enviar el proyecto a la Sala Constitucional, donde se determinará la legalidad de la normativa aprobada en primer debate.
La consulta a los magistrados se da en momentos en que Liberación Nacional (PLN) logró convencer a la mayoría de legisladores del Partido Acción Ciudadana (PAC), Unidad Social Cristiana y Accesibilidad sin Exclusión de no reenviar la iniciativa a la Comisión de Asuntos Hacendarios, donde miles de mociones pudieron haber enterrado el proyecto.
En caso de que la Sala Constitucional no encuentre ningún vicio de ilegalidad, el plan se aprobará sin mayor problema, pero si los magistrados determinan que sí los hay, el futuro de su aprobación se complicará, indica Luis Gerardo Villanueva, jefe de fracción del PLN.
“El país debe saber con claridad que algunos diputados de oposición bloquean el acceso a recursos para combatir la delincuencia. El envío a la Sala IV es solo un ejemplo de como se puede detener un proyecto tan importante”, agregó Villanueva.
Desde el inicio de esta administración, Laura Chinchilla, presidenta de la República, ha insistido en la necesidad de aprobar un impuesto a las sociedades anónimas.
Con los $72 millones que se recaudarían por el gravamen, el Estado pretende financiar su lucha contra la delincuencia.
En caso de ser avalada, la iniciativa gravaría con $300 a todas las sociedades mercantiles registradas, mientras que aquellas sociedades familiares y las que se encuentren inactivas tendrían que cancelar alrededor de $150.
Asimismo, la ley establece que aquellas sociedades que no cancelen el impuesto durante tres periodos, perderán sus bienes.
El 11 de agosto anterior se tenía prevista la aprobación en segundo debate del impuesto a las sociedades anónimas; sin embargo, la negativa del PLN de sesionar en Limón el 12 de octubre próximo, provocó la molestia de varios diputados, que presentaron mociones para devolver el proyecto a comisión.
Tras varios días de incertidumbre para el Poder Ejecutivo sobre la viabilidad del proyecto, el PAC anunció que la mayoría de sus congresistas no están dispuestos de reenviar la iniciativa a comisión, por lo que el PLN contaría con los 29 votos necesarios para darle el visto bueno definitivo al plan.
Sin embargo, ayer los libertarios se jugaron su última carta al enviar una consulta a la Sala Constitucional, la cual podría demorar más de un mes en resolver.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios