Enviar

Importancia de los seguros en su vida

201309012201040.col1.jpg
Todas las personas, sin excepción, estamos expuestas a una gran variedad de riesgos en todas nuestras actividades cotidianas. Desde el momento en que nos levantamos para comenzar un nuevo día, pueden presentarse una serie de eventos (positivos y negativos) que pueden alterar el resto de nuestra jornada e inclusive nuestra vida. Desde el simple hecho de descubrir que nuestro vehículo fue robado por la noche, hasta la posibilidad de sufrir un accidente mientras practicamos nuestro deporte favorito, una enfermedad o el deceso de un familiar. Lo mismo aplica para las empresas: la ocurrencia de un terremoto, una inundación, un corte en el fluido eléctrico, entre otros, son eventos que pueden afectar sensiblemente el desempeño y la estabilidad de cualquier organización.

Y es que precisamente el riesgo significa, en su definición más elemental, la probabilidad de ocurrencia de un evento y sus consecuencias.

Tanto a nivel personal como empresarial, la administración de riesgos comprende una serie de actividades y decisiones que se pueden adoptar, con el fin de minimizar los impactos adversos que podrían derivarse de la materialización de alguno de los riesgos a los que estamos expuestos.

Existen varias formas de lidiar con estos eventos súbitos, adversos e inesperados, las cuales van desde evitar aquellas actividades que implican riesgos (lo cual generalmente no es una opción por cuanto implicaría no hacer prácticamente nada) hasta la transferencia de estos riesgos a otras entidades, que generalmente se llaman empresas aseguradoras.

En esencia, los seguros son un mecanismo efectivo de transferencia de riesgos, mediante el cual, un grupo de entidades (personas físicas o jurídicas) trasladan a una compañía aseguradora diversas situaciones, tales como incendio, terremoto, robo, accidentes, enfermedades y hasta la muerte, mediante el pago de una cantidad de dinero llamada prima, la cual resulta una fracción bastante reducida del valor del bien que se está asegurando.

A cambio, la compañía aseguradora está dispuesta a pagar o indemnizar a sus asegurados ante la ocurrencia de los riesgos cubiertos de acuerdo con el contrato de seguros firmado entre las partes. La idea central acá, es que todos podemos sufrir un evento adverso cuyas implicaciones podrían tener repercusiones altísimas y para lo cual generalmente no estamos preparados. Pocas personas pueden darse el lujo de perder su casa en un incendio y simplemente volver a construirla con fondos propios. Lo mismo podría decirse del eventual robo de un vehículo, o el afrontar los costos relacionados con una enfermedad grave o la pérdida de la cabeza del hogar. Precisamente, ¡para eso existen los seguros!

En Costa Rica, desde la aprobación de la Ley Reguladora del Mercado de Seguros en agosto de 2008, existe un mayor número de opciones de compañías aseguradoras, de intermediarios de seguros (corredurías, agencias, agentes y operadores de seguros autoexpedibles) y una amplia variedad de productos de seguros adecuados a sus necesidades, gustos y presupuesto. Es a través de estos que es posible realizar una mejor gestión de manejo de riesgos, minimizando no solo las pérdidas esperadas, sino como un verdadero mecanismo generador de tranquilidad.

Contacte a su intermediario de seguros hoy mismo y descubra todo lo que tiene el mercado costarricense de seguros para usted.

Carlos Solís Hidalgo
Gerente General de BN Corredora de Seguros
Banco Nacional
[email protected]

 

Ver comentarios