Enviar
Impago de Ecuador hará sufrir a sus vecinos

Washington
EFE

María Elsa Viteri, ministra de Finanzas de Ecuador, defendió ayer la posibilidad de una suspensión de pagos por parte de su país, algo que los mercados dan por hecho y que supondrá un golpe para algunos de sus vecinos, según los expertos.
El lunes, Ecuador debe abonar un cupón de $30,6 millones de sus bonos, por lo que los analistas prevén que el presidente de ese país, Rafael Correa, anuncie este fin de semana si el país continuará con los pagos o no.
Los mercados ya dan por hecho que habrá una mora. “Los bonos internacionales están asumiendo un default (suspensión de pagos) desde noviembre”, dijo Luis Carlos Niño, un economista de la consultora Capital Economics.
Actualmente los intereses de esos activos superan en unos 35 puntos porcentuales los de los bonos del Tesoro estadounidense, un margen que refleja su riesgo extraordinario.
Dejar de pagar los títulos daría recursos adicionales al Gobierno a corto plazo, pero secaría las líneas externas de crédito para los bancos del país, alertó Claudio Loser, ex director del departamento de América Latina del Fondo Monetario Internacional (FMI).
Además, “los ecuatorianos van a sacar el dinero lo más rápido que puedan” del país, ante el temor de que también haya una suspensión de pagos de la deuda interna, dijo Loser.
La decisión de Correa tendrá repercusiones para sus vecinos. “La reacción del mercado va a ser de pánico en los primeros días”, afirmó Niño, que prevé una caída generalizada de las monedas latinoamericanas si hay una suspensión de pagos en Ecuador.
Otros expertos son menos alarmistas, pero coinciden en que Argentina, Venezuela y República Dominicana se resentirán en especial, pues son los países donde los mercados creen que una suspensión de pagos es más probable, como refleja la alta prima de riesgo de sus bonos.
Para esos tres países “los peligros son muy serios”, alertó Loser. Si Ecuador suspende pagos, los intereses de la deuda de esas naciones aumentarán y sus divisas perderán valor, predijeron los analistas.
El mercado está listo para la posible mora ecuatoriana porque su Gobierno lleva semanas hablando de presuntas “irregularidades” en las emisiones de deuda y esta semana ha enviado a sus ministros a países del continente para explicar su postura.
Ayer en Washington Viteri recalcó en un encuentro con la prensa que el Gobierno no tomará su decisión “livianamente” y se apoyó en los “indicios” de ilegalidad en los contratos hallados por un comité convocado por el Ejecutivo.

Ver comentarios