Ilusión desbordó a estudiantes
La emoción para los estudiantes del Colegio Técnico Profesional de Acosta fue doble, no solo estrenaron instalaciones, sino que también recibieron la visita de Laura Chinchilla, presidenta de la República. Marco Monge/La República
Enviar

Curso lectivo arrancó sin mayores contratiempos

Ilusión desbordó a estudiantes

940 mil corazones llenaron las aulas de esperanza y alegría

En miles de hogares el despertador ayer sonó más temprano.
La rutina de las últimas semanas varió, porque los niños y jóvenes volvieron a las aulas.

201302062250260.n222.jpg
Elena Zúñiga, llevó a su hija Ashley Espinoza el primer día de clases. Atrás, Katherin Porras, quien también es madre adolescente de una niña de nueve meses. Marco Monge/La República
El frío mañanero, las caminatas para algunos, el pesado tráfico para otros, el bus que se retrasó, nada desdibujó la sonrisa de todas esas caritas.
Detrás de cada niño, una historia que contar.
Los hermanitos Ramón y Ana Yely Cárdenas, de diez y siete años respectivamente, caminaron con su mamá durante hora y media desde Alta Vista de Tarbaca para llegar a tiempo a la escuela.
Elena Zúñiga, de 17 años, no llegó sola al Colegio de Palmichal de Acosta, la acompañó su bebé de cinco meses, Ashley Espinoza.
Igual que ellos, miles de estudiantes saltaron los obstáculos y abrieron una nueva página en su libro de los sueños.
El banderazo para el inicio de las clases fue dado por Laura Chinchilla, presidenta de la República, y Leonardo Garnier, ministro de Educación.
201302062250260.n22.jpg
Escogieron para ello el Colegio Técnico Profesional de Acosta, en Palmichal.
Este centro educativo recibió una inversión de ¢570 millones para evolucionar de colegio académico a técnico.
Ahora, ofrece especialidades en turismo rural, informática empresarial y ejecutivo para centro de servicios.
Esta preparación va más acorde con las necesidades de las comunidades cercanas.
“Las aulas no solo se necesitan para aprender cosas académicas, sino que tenemos que ofrecer educación para la vida cotidiana”, dijo el Ministro.
El comienzo del curso lectivo arrancó sin mayores complicaciones.
Para la tarde, solo se había recibido reporte de un problema en Santa Bárbara de Heredia, donde los padres no aceptaban al director, pero el asunto se resolvió con prontitud, según Mario Mora, viceministro de Educación.

 

Ana Cecilia Cruz
[email protected]

Ver comentarios