ICE sufre por dinero para megaplanta
Reventazón será la planta más grande del país, con su energía se podrá atender una población del tamaño de Cartago, Heredia y Alajuela juntas. AFP/La República
Enviar

Reventazón no ha conseguido todo el financiamiento

ICE sufre por dinero para megaplanta

Dos bancos le facilitaron ayer $225 millones

Conseguir el dinero para construir el megaproyecto hidroeléctrico Reventazón es una tarea que ha puesto a sufrir de más al ICE.
En momentos en que la construcción de la planta lleva un 62% de avance, el instituto eléctrico sigue en carreras para conseguir la plata que le permita terminar la obra y ponerla a funcionar antes del verano de 2017.

201305222312490.n33.jpg
La presión se le alivió un poco ayer, cuando dos bancos le otorgaron $225 millones que evitarán detener la obra por falta de fondos. Además ayer mismo se crearon tres fideicomisos con Scotiabank para desarrollar la obra.
El Banco Interamericano de Integración Económica y el Banco Europeo de Inversión fueron las entidades que respaldaron el esfuerzo del ICE.
Con esas dos entidades ya son siete las que le han prometido aportar recursos para completar lo que será la planta eléctrica más grande del Istmo.
Entre las entidades que apoyarán al ICE con recursos para la megaplanta hidroeléctrica destacan bancos nacionales estatales y grupos financieros extranjeros.
Con 305 megavatios de potencia instalada, Reventazón será la planta más grade de Centroamérica. Su energía abastecerá a unos 525 mil hogares.
También es el proyecto de infraestructura más caro desarrollado hasta ahora en el país. Su costo está estimado en $1.422 millones.
Precisamente el alto costo y la dificultad de la obra es lo que le ha obstaculizado al ICE conseguir el financiamiento.
Sumando los recursos que le han aportado los seis bancos que le han prestado dinero hasta ahora, ha logrado conseguir $725 millones.
Para obtener el resto del financiamiento el ICE anunció que recurrirá a los mercados internacionales a colocar unos $400 millones.
Por último está dispuesto a aportar recursos propios para terminar la obra, la cual deberá entrar a operar antes del verano de 2017 para así evitar apagones.
La presión que tiene el país para que se construya Reventazón es tan fuerte que el ICE inició la construcción de la planta antes de conseguir los recursos.
En un principio inició con sus propios fondos que fue reponiendo conforme iba consiguiendo bancos que se interesaran en ayudarle.
Los recursos que recibió ayer, serán para financiar el equipo electromecánico, el cual se está construyendo en Austria.

Danny Canales
[email protected]



Ver comentarios