Enviar
Entidad conservó el 33% para enfrentar la competencia
ICE devuelve el 54% de las bandas celulares

Primeras empresas privadas ofrecerían sus servicios móviles a finales de 2010

El país ya se garantizó espacio suficiente del espectro radioeléctrico para poder subastarlo entre las empresas interesadas en incursionar en el mercado móvil.
La entrada de los nuevos competidores será posible luego de que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) cediera el 54% de las bandas celulares que tenía a disposición.
Hasta el jueves de esta semana, la entidad estatal tenía para su uso el 87% de las bandas disponibles en Costa Rica para poder ofrecer telefonía móvil.
Sin embargo, ese día por la tarde los directores de la entidad estimaron que con el 33% de esas frecuencias podían enfrentar la competencia por lo que acordaron devolver el resto.
“El espectro les pertenece a todos los costarricenses. No es un bien del ICE; por eso la institución decidió entregar el espacio para que el Estado pueda honrar el proceso de apertura”, comunicó este viernes Pedro Pablo Quirós, presidente ejecutivo del ICE.
Sobre las frecuencias que conservará el ICE para hacer frente a la competencia celular, Quirós afirmó que países como Japón manejan unos 45 millones de clientes.
“Si el espacio que nos dejamos lo utilizamos de forma eficiente, podríamos crecer de manera monumental”, afirmó el jerarca del instituto estatal. El ICE se comprometió a entregar las frecuencias al suscribir un “mutuo acuerdo” con el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
En él, la entidad que opera hasta ahora la telefonía celular de forma exclusiva, se comprometió a entregar de forma inmediata varias sub bandas de 1.900 y 2.100 Mehagertz (MH), en tanto que dio su palabra para ceder las de 850 MH en la segunda semana de enero.
Las frecuencias altas serán las primeras en ser cedidas por la entidad estatal pues no las estaba empleando, aseguró Quirós.
A su vez, dijo que el tiempo que se demorará en entregar las frecuencias de 850 MH se debe a que esas son las que está empleando la red TDMA, la cual debe desconectar para entregarla.
El público debe conocer que para que el ICE cediera las frecuencias 850 debía poner a funcionar la red de Tercera Generación (que entró a operar el 7 de este mes) pues debíamos trasladar a esa plataforma a los usuarios de TDMA para poder sacar de uso esta última red, explicó Quirós.
Por la desconexión de esta plataforma celular el ICE estima invertir $7 millones, los cuales le serán repuestos por el Poder Ejecutivo.
Al garantizarse el espacio suficiente para instalar más redes celulares, la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) deberá iniciar el concurso para subastar esas frecuencias entre las operadoras móviles interesadas en incursionar en el país.
Se estima que el proceso demorará unos seis meses, estimó Hannia Vega, viceministra de Telecomunicaciones.
Tomando en cuenta que en promedio las empresas tardan unos seis meses en la instalación de sus redes, podría decirse que las primeras compañías empezarían a operar a finales del año entrante o principios de 2011, según las proyecciones de la jerarca. En una primera etapa, el país permitirá el ingreso a tres conglomerados ya que el tamaño del mercado costarricense soporta la participación de cuatro operadores, contando al ICE.
Hasta ahora cinco compañías han mostrado interés en vender sus productos en el país: Telefónica, América Móvil, Cable & Wireless, Digicel y Millicom.



Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios