Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


ICE reclamaría $700 millones por bandas del espectro

Danny Canales [email protected] | Martes 16 junio, 2009



Reacomodo en frecuencias para señales de celular genera disconformidad entre competidores
ICE reclamaría $700 millones por bandas del espectro
Reorganización es para propiciar la incursión de tres operadores de celular

El solo anuncio sobre el eventual reacomodo que se hará de las bandas del espectro radioeléctrico —espacio en el cual se asignan frecuencias para operar servicios como celulares, televisión y radio— produce crispación.
La eventual entrada de tres operadores más en el mercado celular obligaría a efectuar un reacomodo de las frecuencias utilizadas para este servicio, las cuales actualmente están en manos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
“No puede llegar la Superintendencia de Telecomunicaciones o el Ministerio de Ambiente a decirle al ICE devuélvame algo que ellos tienen desde hace años; la ley no es retroactiva”, afirmó Ricardo Trujillo, empresario y analista en telecomunicaciones.
Ante ello, en el Instituto planean defender “hasta con los dientes” si es necesario, las bandas que poseen actualmente, e incluso reclamar una indemnización de $700 millones.
Si les recortan el espacio del que disponen actualmente —como sugirió un estudio de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel)— en la entidad argumentan que se pondría en riesgo el fortalecimiento de algunos servicios.
Las bandas bajas, como las que se ubican en los 800 Megahertz (MHz) serán las que más defenderá el Instituto, ya que con ellas le es más factible cumplir su labor social de llevar cobertura a todos los rincones del país, con menor inversión, anunció Pedro Pablo Quirós, presidente ejecutivo del ICE.
“Si nos recortan nos obligan a pasarnos a otras bandas y serían las bandas altas. Por qué no se mete a la competencia en bandas altas, porque les salen más caras ya que tiene que invertir más en radiobases”, cuestionó el jerarca.
Por otro lado, en las entidades que regulan el mercado de las telecomunicaciones y eventuales competidores sentencian que el ICE deberá liberar algunos espacios del espectro electromagnético.
Estudios elaborados recientemente evaluaron en $700 millones las inversiones que han realizado en telefonía y otros servicios, este monto sería el que estarían reclamando.
Analistas consultados comentaron que la ley no dejó claro la manera en que se reacomodaría el espectro, lo que le deja al ICE la posibilidad de reclamar en instancias legales sus derechos, lo cual podría demorar el proceso de apertura.
Sin embargo, existe una vía sencilla para permitir el ingreso de los nuevos operadores sin tocar al ICE, de acuerdo con el experto, la cual es concesionando las bandas entre 690 y 810 MHz de UHF, cuya instalación aparte de ofrecer una excelente cobertura para los servicios móviles, resulta más barata.
“Esas son las bandas del futuro y son suficientes para que entren hasta 20 operadores”, afirmó Trujillo, quien aseguró que la mayoría de los proveedores empezarán a comercializar redes de IV Generación en la banda de 700 MHz.
Si bien las empresas de telefonía móvil que operan en el istmo no q
uisieron opinar sobre el tema, sí dejaron claro que con 5 MHz que se les garanticen podrán funcionar.
Bien utilizado ese espacio se podría atender hasta 8 millones de usuarios, de acuerdo con especialistas en
telecomunicaciones.
El ICE en cambio utiliza 12,5 MHz para albergar los 300 mil abonados de telefonía TDMA.
Con el reacomodo del espectro lo que se pretende es abrir espacio, de manera de que haya cabida para al menos tres empresas de telefonía móvil más, pues según determinó la Sutel esa es la cantidad de compañías suficientes para el tamaño del mercado celular costarricense.
En la Sutel dejan claro que el propósito no es estrangular al operador incumbente —el ICE— sino ordenar el espectro de manera que puedan participar más compañías.









Danny Canales
[email protected]