ICE programa nuevos apagones
Enviar
Presidente del Instituto dice que toma previsiones en caso de que no se apruebe alza en tarifas
ICE programa nuevos apagones

• Entidad estatal solicita aprobación de dos aumentos que suman un 52% más en las tarifas de luz

Danny Canales
[email protected]

Al menos un corte de energía eléctrica diario haría el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a partir de la próxima estación seca, en caso de que no se le apruebe el alza en las tarifas de luz.
Incluso, el Instituto ya trabaja en el cronograma de suspensión del servicio eléctrico que se aplicaría entre diciembre y mayo.

El programa de racionamiento es el “plan B”, afirmó Pedro Pablo Quirós, jerarca del ICE, quien dijo que “sin embargo, queremos estar preparados para cualquier eventualidad”.
La “eventualidad” a la que se refiere el jerarca es que la Autoridad Reguladora de los Servicios P
úblicos (Aresep) no le apruebe dos solicitudes de aumento en el recibo energético.
Sumando ambas propuestas de alza, el incremento sería del 52%.
El primer aumento, del 15%, sería para paliar el gasto adicional en la compra de combustibles para producir electricidad; el otro, del 37%, por el alza del 27% en los costos de operación en 2009, justificó el ICE.
La volatilidad del precio de los derivados del crudo y la demanda insatisfecha de energía mediante recursos renovables es lo que ha llevado al Instituto a gastar más este año.
Ambos problemas se relacionan, debido a que ante la escasez de energía hidroeléctrica, eólica o geotérmica, el ICE se ha visto en la necesidad de quemar diésel y búnker para producir electricidad.
Ello subió en un 3% la dependencia en los combustibles para producir energía eléctrica (pasó del tradicional 3% a un 6% el año anterior), precisamente en momentos en que los combustibles alcanzaron su costo récord.
Para satisfacer la demanda se recurrió al alquiler de dos plantas térmicas que operan a base de diésel, las cuales han disparado el consumo de carburantes.

La demanda insatisfecha de energía es consecuencia de que el país no ha invertido en la construcción de nuevos proyectos eléctricos a la misma velocidad en que crece la demanda.
El impedimento que los dos gobiernos anteriores le hicieron al ICE para invertir en el área eléctrica y el atraso de los nuevos proyectos en agenda han postergado la entrada en operación del plan hidroeléctrico Pirrís y el térmico Garabito.
Mientras eso sucedía, el consumo eléctrico registraba un aumento del 6% anual.
El ICE estima reparar el problema energético para el verano de 2010. Es decir, que en habría amenaza de cortes eléctricos también en la estación seca del próximo año si no se toman las previsiones.
En ese sentido, José Joaquín Azofeifa, subgerente de electricidad del ICE anunció que se acordó ampliar el contrato de las dos plantas térmicas al menos por un año más para enfrentar la crisis el año entrante.
El problema energético que padece Costa Rica se inició en abril del año anterior, cuando se produjeron apagones por más de una semana.
Entonces lo que sucedió fue que se dañaron tres plantas térmicas, hubo un desperfecto en un transformador en la subestación del Arenal.



Ver comentarios